Tabaco, enemigo de la fertilidad

31 de mayo de 2013
·
Elena Llano Nieves

Hoy día 31 de mayo se conmemora el Día Mundial sin Tabaco cuyo propósito es, por una parte, concienciar sobre los efectos nocivos que el consumo de tabaco produce sobre la salud y por otra parte, fomentar políticas eficaces capaces de reducir dicho consumo y a ser posible, eliminarlo.

Hay muchos motivos para dejar de fumar, hoy queremos añadir uno más que quizás no se nombra con tanta frecuencia pero que resulta ser importantísimo, y es el efecto perjudicial que el tabaco tiene sobre la fertilidad humana, máxime si ello lo unimos a los múltiples factores que también influyen de forma determinante sobre nuestra capacidad reproductiva.

Actualmente, aproximadamente el 25% de la población española de más de 15 años fuma diariamente. Y lo realmente preocupante es que a pesar de existir una disminución de la prevalencia del hábito tabáquico, estos niveles se mantienen estables en la población comprendida entre los 15 y los 34 años, es decir en plena edad fértil, afectando de forma muy importante a su capacidad reproductiva.

Centrándonos por tanto en el tema que nos ocupa, cabría preguntarnos si ¿el tabaco afecta realmente a la fertilidad?

La respuesta a esta pregunta es un SÍ rotundo.

Sabemos, a día de hoy, que aquellas parejas fumadoras tienen disminuidas sus posibilidades de gestación, tanto de forma natural como mediante técnicas de reproducción asistida. Además esta disminución depende directamente del consumo diario de tabaco, pudiendo afirmar que el consumo de tabaco podría estar presente en el 13%  de los casos de esterilidad.

Tabaquismo y fertilidad femenina

En el caso de la mujer, diversos estudios atribuyen a varias sustancias  contenidas en el tabaco un efecto tóxico directo  en el desarrollo folicular. Por encima de 10-15 cigarrillos diarios, los ovocitos detienen su crecimiento dentro del ovario. Esto reduciría las posibilidades de concebir ya que se produce una disminución de la reserva ovárica y peor calidad ovocitaria y embrionaria, con un claro aumento del riesgo de aborto y de nacidos con bajo peso.

Así mismo, el tabaco, parece estar directamente relacionado con una menopausia precoz, que según distintos estudios podría ser de entre 1 y 4 años. Es decir, la menopausia se presentaría entre 1 y 4 años antes de lo que cabría esperar en mujeres no fumadoras.

Tabaco y fertilidad masculina

Así mismo, en los varones, está ampliamente demostrado que el consumo habitual de tabaco reduce la motilidad y concentración espermáticas, aumentando la fragmentación del ADN espermático e incrementando las alteraciones cromosómicas de nueva aparición.

A partir de esta breve información, cabría preguntarse si te merece la pena seguir fumando, si has pensado en dejarlo en muchas ocasiones y no lo has conseguido, quizás hoy sea el día para replanteártelo sobre todo si estas buscando descendencia, ya que obtendrías unos excelentes beneficios, también en la esfera reproductiva.

Ánimo, dejar de fumar es posible.

Primera visita de fertilidad gratuita

Solicita de manera gratuita la primera visita en tu centro más cercano

Comentarios (3)

  1. Avatar de EPT
    EPT
    23 de julio de 2013 16:52

    Solo hay que mentalizarse de que el tabaco es perjudicial. Animos a tod@s l@s fumador@s. Saludos

  2. Avatar de Sonia
    Sonia
    6 de junio de 2013 15:48

    A ver si con esto me animo y dejo de fumar, que ya me lo he planteado otras veces pero al final caigo…

  3. Avatar de Miguel
    Miguel
    4 de junio de 2013 18:36

    Un recordatorio muy necesario, buen trabajo

AÑADIR COMENTARIO