Test de fragmentación espermática

¿Qué es el test de fragmentación espermática?

Es una prueba diagnóstica que mide la integridad del material genético de una muestra de semen, analizando las roturas que presentan los espermatozoides en la cadena de ADN.

Estas roturas pueden ser de cadena sencilla o de cadena doble, siendo éstas últimas las más difíciles de reparar por parte del ovocito tras la fecundación. Si durante el proceso de reparación de este daño se cometen errores, pueden producirse fallos de fecundación, bloqueos en el desarrollo embrionario -sin llegar éstos al estadio de blastocisto-, así como abortos tempranos, entre otros.

¿Cuándo se utiliza esta técnica?

  • Cuando se obtienen embriones de mala calidad en ciclos anteriores.
  • Edad paterna avanzada. Existe una correlación positiva entre la edad del varón y la fragmentación elevada.
  • El tabaco, como otros muchos tóxicos ambientales, es capaz de producir daño en el material genético de los espermatozoides.
  • Alteración seminal. Hay una mayor tasa de fragmentación del ADN espermático en seminogramas alterados.
  • Varicocele. Los pacientes con esta patología suelen tener unas altas tasas de fragmentación del ADN espermático.
  • Infecciones. La presencia de leucocitos en el semen provoca un aumento de especies reactivas del oxígeno, pudiendo inducir daño en el ADN de los espermatozoides.

Primera visita de fertilidad gratuita

Solicita de manera gratuita la primera visita en tu centro más cercano

Preguntas frecuentes sobre la fragmentación espermática

¿Qué provoca que se dañe el ADN del espermatozoide?

Existen algunos factores que pueden producir daño de manera irreversible en el ADN del espermatozoide. Estos pueden producirse durante la producción o el transporte de las células espermáticas, e incluyen:

  • La generación de ROS o estrés oxidativo.
  • El empaquetamiento anormal de la cromatina. Errores en la sustitución de histonas por protaminas en el proceso de espermiogénesis.
  • Deficiencias en la recombinación.
  • Apoptosis en el proceso de espermatogénesis tras la salida del espermatozoide a los túbulos.
  • Causas externas que pueden provocar o potenciar los efectos anteriores, dentro de los que se consideran determinadas condiciones ambientales como la contaminación, el tabaquismo, la temperatura testicular elevada o patológica, como la criptorquidia, varicocele, procesos inflamatorios o infección del tracto genital, cáncer, episodios febriles y estrés, entre otras.

¿Cómo se estudia la fragmentación espermática?

Las técnicas disponibles para estudiar la fragmentación del ADN espermático son numerosas y variadas, y van desde las más sencillas hasta las más complejas.

Una de ellas es la técnica SCD (Sperm Chromatin Dispersion), que es la utilizada de forma rutinaria en los laboratorios de Ginemed. Esta prueba es rápida y muy fácil de interpretar, lo que permite realizar un diagnóstico eficaz del varón en estudio y en un corto periodo de tiempo.

De este modo, el paciente que presenta daño en el ADN de sus espermatozoides puede ser tratado rápidamente y así mejorar el resultado de las técnicas de reproducción asistida a las que vaya a someterse.

¿Es posible mejorar la fragmentación espermática?

En nuestros centros, hacemos hincapié en las mejoras relativas a:

  • La producción con medicamentos antioxidantes y vitaminas para reducir la fragmentación, según los hallazgos del estudio, y de eyaculaciones frecuentes.
  • La recogida del semen tras eyaculaciones frecuentes y el uso de la primera fracción del eyaculado por separado.
  • La elección en Laboratorio, según se necesite MACS, IMSI, etc.