Test de compatibilidad genética

¿En qué consiste el test de compatibilidad genética?

El Test de Compatibilidad Genética es una innovadora técnica que se realiza mediante un análisis de sangre a los progenitores y que nos permite evitar la transmisión de cientos de enfermedades genéticas estudiando su compatibilidad genética.

Todos podemos ser portadores de alguna enfermedad genética recesiva, pero esto no significa nada, pues en la mayoría de los casos nunca se manifiesta. El problema está cuando coincide que ambos progenitores son portadores de la misma enfermedad genética recesiva. En este caso, la enfermedad podría ser transmitida a la descendencia.

¿Cómo es el proceso para realizar el TCG?

Se realiza en un simple análisis de sangre, de cuyas células analizamos el material genético. Este test genético identifica cientos de enfermedades, analizando miles de mutaciones en el paciente y la pareja (o en su caso la donante de óvulos o el donante de esperma). Una vez estudiados, cruzamos la información de los dos y comprobamos si pueden transmitir alguna enfermedad de las estudiadas. De esta manera nos aseguramos de ser genéticamente compatibles, evitando la transmisión de enfermedades genéticas a nuestros hijos.

Primera visita de fertilidad gratuita

Solicita de manera gratuita la primera visita en tu centro más cercano

Preguntas frecuentes sobre el Test de Compatibilidad Genética

¿Cuándo se utiliza esta técnica?
  • Previo a las técnicas de reproducción asistida. Permite comprobar la compatibilidad entre ambos progenitores y descartar que sean portadores de las mismas alteraciones genéticas, evitando así transmitir a la descendencia alguna enfermedad de herencia recesiva.
  • Selección de donante para la receptora. Siempre comprobamos la compatibilidad genética entre gametos cuando ambos son donados. En el caso de que solamente uno de los gametos sea donado, el progenitor que aporte el suyo deberá realizarse la misma prueba para comprobar dicha compatibilidad.
  • Parejas consanguíneas. Altamente indicado al existir una mayor probabilidad de que ambos sean portadores de las mismas alteraciones genéticas.

¿Qué genes permite estudiar la prueba TCG?

El Test de Compatibilidad Genética permite evaluar más de 300 enfermedades hereditarias entre las que se encuentran: Fibrosis Quística, Síndrome de X frágil, Anemia Drepanocítica, Atrofia Muscular Espinal, Tay-Sachs, Talasemia, Enfermedad de Canavan, Síndrome de Bloom y Enfermedad de Wilson.

¿Se recomienda el TCG en fallos de repetición?

Una de las causas más importantes de los fallos de implantación y abortos a repetición son las de origen genético como, por ejemplo, las aneuploidías.

Por ello, cuando nos encontramos con casos de fallos de implantación, se recomienda el PGT-A porque nos permite seleccionar aquellos embriones que no presentan aneuploidías, es decir, los embriones que presenten los 23 pares de cromosomas que corresponden, ya que son los que tienen posibilidad de implantar en el endometrio y dar lugar a un recién nacido vivo sano.

¿Qué ocurre si no somos genéticamente compatibles?

En ese caso, podemos realizar una Fecundación in Vitro y, cuando tengamos los embriones en el laboratorio, los estudiamos para la enfermedad en la que no somos compatibles, de modo que solo transferimos a la mujer aquellos embriones que no padecen la enfermedad. A día de hoy, esta técnica ha hecho posible que miles de familias puedan tener hijos no afectos.