La importancia de controlar el tiroides durante el embarazo

15 de mayo de 2013
·
Elena Llano Nieves

El tiroides es una glándula que se encuentra localizada a nivel del cuello justo por delante de la tráquea. Produce unas hormonas llamadas Tiroxina (T4) y Triyodotiroxina (T3). Estas hormonas actúan a nivel de la mayoría de los tejidos del cuerpo y son necesarias para las etapas de crecimiento y desarrollo del Sistema Nervioso Central.
Entre los componentes que forman estas proteínas se encuentra el yodo, elemento importante para su producción.glandula_tiroides

Al igual que en la mayoría de órganos del cuerpo humano, durante la gestación también en el tiroides se producen algunos cambios que pueden influir sobre la producción de sus hormonas, lo que obliga a determinados cambios en los hábitos de las embarazadas para evitar su posible mal funcionamiento.

Uno de estos cambios es la necesidad de un mayor aporte de yodo durante la gestación para ayudar a la correcta producción de las hormonas tiroideas. Las hormonas tiroideas maternas, sobre todo en el primer trimestre de la gestación, son de especial trascendencia, importancia que se prolonga hasta que el futuro recién nacido tenga una glándula tiroidea normofuncionante, siendo por tanto, las hormonas tiroideas maternas las que actúan sobre órganos fetales y favorecen el desarrollo del sistema nervioso. Por lo tanto, si la mujer embarazada no toma la cantidad necesaria de yodo en su alimentación podría determinar la aparición de problemas en nuestro futuro bebé.

Para cubrir las nuevas necesidades de aporte de yodo, durante el embarazo, hay múltiples preparados disponibles en las farmacias, preparados que nos ayudaran a ingerir la cantidad oportuna de yodo.

Éste es el cambio más importante que se produce en todas las embarazadas a nivel de la glándula tiroidea, pero habrá otros cambios que son importantes en mujeres que previo a la gestación presenten un mal funcionamiento a nivel de este órgano.

A continuación hablaremos un poco sobre las dos enfermedades más importantes que afectan al tiroides y que son el Hipotiroidismo y el Hipertiroidismo.

El Hipotiroidismo consiste en el mal funcionamiento de ésta glándula con una baja producción de las hormonas T4 y T3. El Hipotiroidismo afecta al 1-2% de las gestantes. En la madre va a producir síntomas como cansancio, intolerancia al frío, incapacidad de concentración, letargia, etc. Y en el futuro bebé, si no se pone tratamiento, puede producir un cuadro llamado Cretinismo endémico que consiste en una alteración del desarrollo mental, talla baja, rasgos toscos, con lengua prominente, escasez de vello, sequedad de la piel, hernia umbilical, etc. Estas características dieron pie a la película “Las Hurdes, tierra sin Pan” (1933), de Luís Buñuel.

Para que estas alteraciones no aparezcan, ponemos tratamiento con tiroxina y se realizan controles seriados durante toda la gestación. No os extrañe que durante todo el embarazo, si padecéis hipotiroidismo, sea necesario un aumento de aporte de dicha medicación.

Por otro lado existe el Hipertiroidismo que consiste en la producción excesiva de hormonas tiroideas. Afecta al 1-2 por 1000 de las gestantes. En este caso la madre puede presentar cansancio, palpitaciones, intolerancia al calor con sudoración aumentada, temblor, pérdida de peso, así mismo, durante la gestación pueden presentar mayor tasa de abortos, partos prematuros y bebés con bajo peso.

Igual que en el caso anterior existe tratamiento para disminuir la producción de las hormonas tiroideas, que se puede tomar durante la gestación sin riesgo para el feto. También serán necesarios controles seriados, que nos permitirán modificar las dosis necesarias en cada momento.

¿Y si no somos conscientes de éstos síntomas y sufrimos éstas enfermedades?

Por nuestra parte, desde hace un tiempo, realizamos determinaciones de hormonas tiroideas en el análisis del primer trimestre de gestación, para poder detectar a las pacientes que presenten hipotiroidismo subclínico e hipertiroidismo y poder prescribir el tratamiento adecuado en cada caso y plantear los controles necesarios para un adecuado seguimiento del embarazo. De esta forma nos aseguramos que las embarazas siguen la dieta y el tratamiento adecuados para desarrollar su embarazo sin complicaciones en este campo.

Primera visita de fertilidad gratuita

Solicita de manera gratuita la primera visita en tu centro más cercano

Comentarios (2)

  1. Avatar de Carmen
    Carmen
    15 de mayo de 2013 11:55

    Menos mal que hay un montón de profesionales que cuidan de nosotras y nuestros bebés, porque hay un montón de cosas que ni se me hubiese ocurrido que existían. Gracias por cuidarnos!!

  2. Avatar de Antonio
    Antonio
    15 de mayo de 2013 11:07

    Enhorabuena por el abordaje de el muchas veces olvidado TIROIDES y su especial trascendencia en nuestro estado de salud y muy especialmente para el feto, en caso de embarazo.

AÑADIR COMENTARIO