Unidad de Sexología

¿Cuál es el objetivo de esta Unidad?

La Unidad de Sexología nace para acompañar a los pacientes a comprender su sexualidad y tratar los problemas que su práctica puede conllevar, para que puedan vivirla con plenitud y bienestar.

En Sexualidad, las causas no son orgánicas o psicológicas puras. Generalmente, las alteraciones sexuales son de origen mixto, dado que los seres humanos somos un todo que integra lo físico, mental y anímico.

Cualquier cambio en este equilibrio puede repercutir y de hecho repercute en nuestra vivencia de la sexualidad. Por eso, es muy importante abordar las alteraciones en la esfera sexual a través de un tratamiento multidisciplinar.

¿Cuáles son las indicaciones de la Unidad de Sexología?

Disfunciones sexuales sexología

Disfunciones sexuales

En hombres o en mujeres, de cualquier orientación sexual y de causa orgánica o psicológica.

Trastornos psicomáticos

Trastornos Psicosomáticos Generales

En Medicina Psicosomática abordamos, al mismo tiempo, la mente y el cuerpo.

Pide tu cita

Solicita tu cita en tu centro más cercano.

Preguntas frecuentes sobre sexología

¿Qué disfunciones o trastornos se abordan en la unidad de Sexología?

En la unidad de Salud Sexual y Medicina Psicosomática de Ginemed, encontrarás respuesta a:

  • Disfunciones sexuales. Disminución o desaparición del deseo sexual, eyaculación precoz, retardada, sin placer, etc., dificultades de erección, falta o dificultad para sentir el orgasmo, vaginismo, coitos dolorosos, dificultades de relación de pareja, insatisfacción sexual, trastornos de sexualidad asociados a edad, etc.
  • Trastornos Psicosomáticos Generales. Obsesiones sexuales, trastornos emocionales: ansiedades y/o depresiones, estrés laboral, social, familiar, sexual o de pareja, hipocondrías o trastorno de ansiedad por enfermedad y fobias.
¿Por qué no puedo llegar al orgasmo?

Las causas posibles de falta de orgasmo son múltiples y, dependiendo de esta, nos plantearemos el tratamiento. La causa más habitual entre las mujeres es una conducta sexual mal aprendida por parte de ella o de su pareja, que centra más la atención en la penetración que en otras conductas eróticas. En lo que respecta a los hombres, hoy día la eyaculación retardada o inhibida se ha convertido en una disfunción muy habitual.

Ambas suelen necesitar de tratamientos de modificación de conducta y reestructuración cognitiva, que ofrecen unos magníficos resultados en corto espacio de tiempo.

He perdido el deseo sexual con mi pareja, ¿por qué puede suceder?

La insatisfacción o la apatía son las causas más frecuentes. Una sexualidad rutinaria y un ritmo de vida estresante o sin tiempo para compartir con la pareja, hacen que el deseo desaparezca por falta de estímulos que lo promuevan.

¿Es posible resolver la eyaculación precoz mediante terapia?

Rotundamente sí. La eyaculación precoz es un trastorno de la conducta que hace que el sujeto no aprenda a controlar la excitación, esto es lo que tratamos. La eyaculación en sí misma no tiene control, por lo que resulta necesario modificar la conducta para aprender a percibir y manejar esa excitación, que es la que nos hace eyacular.

¿Por qué me duele la penetración?

Las posibles causas son bastantes y conviene que seas vista por un ginecólogo que descarte la posibilidad de alguna causa orgánica. Si además de dolorosa, la penetración se hace imposible, podemos estar ante un caso de vaginismo, y estos también se resuelven en su mayoría con técnicas de modificación de conducta en muy poco tiempo.