Unidad de Menopausia

¿Qué es la menopausia?

La menopausia es una etapa en la vida de la mujer que se caracteriza por un cese en la producción hormonal del ovario, produciendo cambios que se reflejan tanto en el ciclo menstrual, que acaba desapareciendo, como en su calidad de vida.

La Unidad de Menopausia de Ginemed tiene como misión acompañar a la mujer en una nueva etapa de cambios, para que esta transición se produzca con la menor repercusión en la salud y bienestar de la paciente, evitando consecuencias como: aumento de peso, sofocos, insomnio, irritabilidad, dolor articular, repercusión en la piel y en las mucosas, y disminución del deseo sexual.

Láser indoloro contra la atrofia vaginal y la incontinencia de orina

Se trata de una novedosa técnica de regeneración del tejido vaginal a través de láser, que permite a las pacientes recuperar su tono vaginal y disminuir hasta en un 90% síntomas como sequedad, escozor e irritación.

Hasta ahora, dichos síntomas eran tratados a través de tratamientos hormonales, por lo que en determinadas mujeres como por ejemplo, pacientes que han padecido cáncer de mama, estaban contraindicados.

La técnica de regeneración a través de láser es indolora y sin efectos secundarios, por lo que está indicada también para estas pacientes.

Pide tu cita

Solicita tu cita en tu centro más cercano.

Preguntas frecuentes sobre la Menopausia

¿Cuáles son los síntomas de la menopausia?

Los diferentes síntomas de la menopausia se deberán al cese de la actividad del estrógeno sobre cada órgano:

  • Aumento de peso. Para mitigar la carencia de estrógeno, el cuerpo responde liberando una hormona llamada estrona, que es producida por la grasa corporal femenina. Es por ello que el cuerpo de una mujer en menopausia presenta unas características específicas, al disminuir el tamaño de las piernas y los brazos, y aumentar el del abdomen, ya que es el lugar donde se acumula con mayor facilidad la estrona.
  • Insomnio. El estrógeno es un sedante para el sistema nervioso, mantiene equilibrados los diferentes tipos de neurotransmisores. Cuando se produce una carencia del mismo, aumenta la irritabilidad y se reduce la calidad del sueño.
  • Sofocos. Consiste en el aumento de temperatura repentina en cara y cuello, acompañado de un enrojecimiento de la piel y sudoración. Son extremadamente molestos, de frecuencia variable y uno de los motivos de consulta más frecuente.
  • Dolor articular. La falta de estrógenos durante la menopausia provoca una pequeña inflamación de los tendones, que son las uniones de los músculos a los huesos, provocando los dolores continuos y erráticos.

¿Es lo mismo climanterio y menopausia?

Durante la menopausia se produce una disminución o cese en la actividad folicular del ovario, que lleva consigo una serie de cambios, entre los que destaca la pérdida de estrógenos (hormona femenina).

Los primeros síntomas de la menopausia o del cese de la actividad del ovario suelen acontecer incluso 10 años antes del periodo en el que se retira definitivamente la menstruación. A este periodo de la vida se le llama climaterio.

¿Me puedo quedar embarazada si ya estoy en la menopausia?

La menopausia se produce porque los ovarios de la mujer dejan de producir estrógeno y progesterona, lo cual indica que la reserva ovárica propia se ha agotado, por lo que no puede quedarse embarazada de forma natural. No obstante, aunque la función ovárica quede interrumpida, el útero de la mujer no envejece, por lo que es capaz de albergar embriones y conseguir que el embarazo llegue a término.

Para ello, es necesario un tratamiento hormonal, que variará en cada caso y que debe estar prescrito por el ginecólogo; y recurrir a la técnica de ovodonación, un tratamiento de Fecundación in vitro (FIV-ICSI) son óvulos de donante.

¿A qué edad suele comenzar la menopausia?

La menopausia es un fenómeno fisiológico en la vida de las mujeres que suele acontecer entre los 45 y 55 años.

¿Qué causa la menopausia precoz?

Se denomina menopausia precoz a la pérdida de la función hormonal ovárica en mujeres menores de 45 años. Las causas que la originan pueden ser muy variadas: genética, tratamientos de quimioterapia o radiación, cirugías e, incluso, el hábito tabáquico.

Una de las consecuencias de la menopausia precoz es la infertilidad, debido a que la actividad del ovario se paraliza y, por tanto, no se dispone de óvulos para que sean fecundados y consigan un embarazo.

Asimismo, las mujeres que padecen menopausia precoz presentan un mayor riesgo de padecer problemas graves, por lo que resulta imprescindible la aplicación de un tratamiento hormonal para proteger su salud a largo plazo, incluso si no se tiene intención de tener hijos.