¿Cuáles son las posibilidades de embarazo tras la ligadura de trompas?

5 de marzo de 2021
·
Patricio Calamera

Gracias a los avances en reproducción asistida, es posible quedarse embarazada tras una ligadura tubárica.

La ligadura de trompas de un método irreversible y altamente eficaz. Esta elección se realiza cuando la mujer tiene la seguridad de que no deseará más embarazo. No obstante, las circunstancias vitales pueden cambiar y, con ello, los motivos que lleven a desear un nuevo embarazo.

¿En qué consiste una ligadura de trompas?

La ligadura tubárica es un procedimiento quirúrgico de anticoncepción definitivo. Su objetivo es el de impedir la unión del óvulo y los espermatozoides, evitando así un embarazo. Se realiza haciendo un corte o coagulando las trompas, de forma que quedan bloqueadas y el paso al útero se cierra.

Este procedimiento se lleva a cabo mediante cirugía laparoscópica, mínimamente invasiva y bajo anestesia general, permitiendo que la paciente reciba el alta hospitalaria el mismo día que se realiza la intervención.

Opciones para lograr una gestación

Hoy en día, existen dos posibilidades para conseguir un embarazo con ligadura de trompas en aquellas pacientes que desean ser madre de nuevo tras someterse una ligadura de trompas:

1) Realizando una microcirugía reparadora con anastomosis de los extremos de las trompas antes ligadas y seccionadas, para conseguir una reversión de la ligadura de trompas.

2) Mediante un tratamiento de reproducción asistida: Fecundación in vitro (FIV).

Reversión de la ligadura de trompas

Aunque hace años se pensaba que se podía restaurar la anatomía de las trompas con una nueva cirugía, se ha demostrado que no es efectiva y, una vez hecha la ligadura, en la mayoría de los casos no recuperan su función, aunque la volvamos a operar. La reversión de la ligadura suele funcionar en casos de mujeres muy jóvenes (menores de 35 años), aunque recuperar la permeabilidad de la trompa no siempre es posible.

Además, la reversión tubárica no suele recomendarse por la baja tasa de éxito quirúrgico, incluso si la realizan manos expertas; y porque aumenta considerablemente la tasa de embarazos ectópicos, ya que es muy difícil recuperar la funcionalidad de la trompa tras una cirugía reparadora.

Embarazo por reproducción asistida

La realización de un tratamiento de reproducción asistida es el método más frecuente para conseguir el embarazo, pues garantiza mejores tasas de éxito y evita que la mujer se someta a una cirugía para la reversión de las trompas.

El tratamiento de Fecundación in vitro (FIV) requiere una estimulación de los ovarios para obtener óvulos que extraeremos mediante punción ovárica y que, una vez fecundados en el laboratorio, se depositarán en el útero materno para conseguir un embarazo.

En este caso, la tasa de éxito dependerán de la edad de la mujer (ya que la fertilidad decrece a medida que pasan los años), del número de embriones transferidos y de la calidad de los mismos.

Por su parte, realizar una inseminación artificial después de ligadura de trompas no es recomendable ya que, al no garantizar que la trompa recupere su permeabilidad tras la reversión tubárica, no sería efectiva.

Sea cual sea tu caso, nuestra recomendación es consultar a un especialista, para que pueda valorar tu caso de forma personalizada y ofrecerte la mejor alternativa para ser mamá.

Primera visita de fertilidad gratuita

Solicita de manera gratuita la primera visita en tu centro más cercano

No hay comentarios

AÑADIR COMENTARIO