¿Qué opciones existen para ser madre en solitario? ¿Cuál es mejor?

21 de noviembre de 2022
·
Laura Cortés Sierra

La importante decisión de ser madre sin pareja no implica estrictamente estar sola. El apoyo en la maternidad puede venir de familiares o amigos. Por este motivo, nos gusta hablar de familias monoparentales. Queremos ayudar a las mujeres que se plantean formar su propia familia y no terminan de decidirse por miedo o desconocimiento.

Decidir ser madre soltera

La incorporación de la mujer al mundo laboral hace que cada vez planeemos la maternidad a mayor edad. Las posibilidades de tener un bebé sano con óvulos propios empiezan a disminuir a partir de los 35 años. Si no tienes pareja y tienes claro que quieres ser mamá sola, la edad ideal está entre los 25 y los 35 años.

Sin embargo, si todavía no estás preparada y prefieres esperar sin que pase el tiempo para tus óvulos, puedes preservar tu fertilidad. Y, en un futuro, fecundar tus óvulos con los espermatozoides de tu pareja, si fuera el caso, o con semen de donante.

Preservación de la fertilidad de los 25 a los 35 años

¿IA o FIV con semen de donante?

Indicaremos una inseminación artificial (IA) a las mujeres menores de 38 años. Dado que es una esterilidad “social” y no necesariamente “patológica”, podríamos plantearnos hacerlo hasta en mujeres que quieren ser madres solteras a los 40 años, pero la tasa de éxito la IA sería mucho menor que con una FIV.

A partir de esa edad, la fecundación in vitro (FIV) con semen de donante es la técnica más idónea por aumentar las probabilidades de embarazo. Valoraremos previamente tu reserva ovárica para personalizar la dosis de medicación.

Cuando alcancen un tamaño óptimo, se extraen los óvulos mediante la punción ovárica (quirófano de unos 15 minutos) y se fecundan con el semen del donante en el laboratorio. Cuando el embrión tiene normalmente 5 días (blastocisto), se realiza la transferencia embrionaria en la cavidad uterina con una cánula en laboratorio y sin anestesia. Esta transferencia puede ser en el mismo ciclo (en fresco) o en un ciclo posterior (en diferido).

Tratamientos de reproducción asistida para ser madre en solitario

Hay que decir que nuestros donantes de semen pasan un exhaustivo examen de salud y psicológico que confirma su idoneidad para la donación (estudio genético, descarte de infecciones, antecedentes personales y familiares, etc.). El donante de semen se seleccionará con características fenotípicas más similares a ti: raza, grupo sanguíneo y Rh, estatura, color de piel, ojos y de pelo, entre otros. Debemos añadir también que la donación es anónima en España, por lo que nunca sabréis la identidad el uno del otro.

Si las condiciones de la paciente lo precisan, se puede realizar una FIV con óvulos y semen de donante. El embrión resultante se transferiría a la paciente.

Adopción de embriones

Algunas parejas, tras conseguir su objetivo, tienen embriones “sobrantes” vitrificados que no van a utilizar. Si cumplen los criterios que se exigen para su donación, pueden ser utilizados por otra mujer o pareja.ç

Otros tratamientos de reproducción asistida para ser madre en solitario

La doble donación ofrece mejores resultados que la embriodonación, al ser la edad materna el factor pronóstico más importante para conseguir embarazo. Con óvulos donados, generalmente, vamos a tener una edad menor de la donante que la que tendrá la mujer de la que proceden los embriones donados.

Primera visita de fertilidad gratuita

Solicita de manera gratuita la primera visita en tu centro más cercano

No hay comentarios

AÑADIR COMENTARIO