¿Cuáles son las causas comunes de infertilidad femenina?

21 de junio de 2022
·
Rocío Valdés Gallardo

La infertilidad es la incapacidad de concebir y conseguir una gestación. La alteración de la capacidad reproductiva en la mujer puede aparecer debido a una gran variedad de causas, en función de las cuales los síntomas serán más o menos notables.

Existen dos tipos de esterilidad principales:

  • Esterilidad primaria: ocurre cuando la esterilidad aparece en una mujer que nunca ha logrado el embarazo.
  • Esterilidad secundaria: sucede cuando no se logra el embarazo a pesar de que la mujer previamente ya ha tenido uno o varios hijos.

Síntomas de infertilidad femenina

Los síntomas de la infertilidad femenina pueden ser escasos o muy notables, depende de la causa de esterilidad. Si es infertilidad femenina por factor endocrino, puede haber amenorrea o irregularidades menstruales. Si es por factor tubárico o uterino pueden darse molestias o dolor abdominal inespecífico o con las relaciones. También hay casos en los que la mujer no nota ningún síntoma en especial y es diagnosticada de infertilidad en una revisión ginecológica.

Dentro de las distintas causas de esterilidad de origen femenino podemos destacar las siguientes.

Trastornos de la función ovárica

Uno de los motivos por los que no se logra el embarazo puede ser las alteraciones en el ciclo ovulatorio. El hipotálamo, la hipófisis y el ovario están conectados por un eje hormonal, que puede estar alterado en cualquiera de sus puntos de conexión:

  • Hipotalámico (un 38% de los casos): por exceso o deficiencia de peso.
  • Hipofisiario (un 17% de los casos): por adenomas, prolactinomas...
  • Ovárico (un 45% de los casos): por ovario poliquístico (por ecografía) o por una reserva ovárica disminuida o fallo ovárico precoz (por niveles de AMH bajos).

De este modo podemos encontrarnos distintos cuadros en los trastornos de la función ovárica:

  • Anovulación: no se producen menstruaciones porque no hay desarrollo folicular por alteración a nivel hipotálamo/hipofisario o bien a nivel ovárico.
  • Fallo ovárico oculto: se trata de una insuficiencia ovárica que impide la ovulación, característico de pacientes con antecedente de menopausia precoz.
  • Fase lútea insuficiente: tras la ovulación, no se produce la suficiente progesterona, encargada de favorecer el desarrollo del endometrio para permitir la implantación del embrión y con ello el embarazo.
  • Síndrome del folículo luteinizado y no roto: el folículo, donde se encuentra el óvulo antes de la ovulación, sigue su desarrollo hasta la fase lútea a pesar de no haber liberado el ovulo de su interior. No se podrá dar la fecundación puesto que el óvulo no ha salido del ovario.

Llegamos al diagnóstico de todos estos cuadros mediante control ecográfico y estudio hormonal.

Alteraciones tubáricas

Cuando hablamos de factor tubárico como origen de infertilidad femenina nos referimos a las alteraciones en las trompas de Falopio, zona del aparato reproductor femenino donde tiene lugar la fecundación.

Las alteraciones en la permeabilidad tubárica pueden deberse a infecciones, endometriosis, malformación, hidrosalpinx, intervenciones quirúrgicas... etc. Lo diagnosticamos por histerosalpingografía.

Factor uterino y cervical

Las alteraciones uterinas pueden ser congénitas, es decir, estar presentes desde el nacimiento, como puede ser septos uterinos, úteros bicornes... También pueden aparecer posteriormente por la formación de pólipos, miomas, quistes o adenomiosis (manifestación de endometriosis). El diagnóstico de estas patologías puede hacerse mediante ecografía de alta resolución y con ayuda de la resonancia magnética.

El cuello del útero o cérvix es el primer lugar que deben atravesar los espermatozoides en su camino hacia el óvulo. Las principales causas que pueden producir esterilidad son obstructivas por pólipos o miomas que dificulten la fecundación, o por alteraciones en el moco cervical por infecciones o cambios de pH.

Factor genético

Existen alteraciones genéticas y cromosómicas que pueden dificultar o impedir la concepción y también afectar a la evolución normal del embarazo.

Esto puede causar abortos espontáneos.

Otras causas de infertilidad

Existen otros motivos que pueden originar infertilidad en la mujer:

  • Problemas a nivel vaginal: el vaginismo impide la penetración y eyaculación debido a la contracción de los músculos perivaginales, impidiendo así la fecundación.
  • Edad: la mujer a su nacimiento tiene una dotación de óvulos determinada. Desde la pubertad hasta la menopausia, se producirá la ovulación de gran parte de ellos y el resto degenerarán en el camino de maduración hacia la ovulación. Por lo tanto, la fertilidad de la mujer desciende progresivamente hasta el completo agotamiento de la reserva de óvulos en la menopausia.

El estilo de vida actual ha llevado a un retraso de la maternidad hasta edades biológicamente avanzadas. Por ello, una de las principales causas de esterilidad actual es la edad de la mujer.

  • Esterilidad inmunológica: la causa más habitual es la presencia de anticuerpos antiespermatozoides, ya sea por parte de la mujer o del hombre. El Síndrome Antifosfolípido también es un motivo de esterilidad inmunológico. La mujer crea en su organismo un estado de hipercoagulación que impide el adecuado funcionamiento de la placenta y, por tanto, lleva al aborto.
  • Esterilidad de origen desconocido: a pesar de realizar numerosas pruebas, no se detecta ninguna anomalía específica responsable de la infertilidad.

Primera visita de fertilidad gratuita

Solicita de manera gratuita la primera visita en tu centro más cercano

No hay comentarios

AÑADIR COMENTARIO