¿Por qué realizar una Histerosalpingografía (HSG) en un Estudio Básico de Esterilidad?

27 de abril de 2021
·
Elena de la Fuente Díez

La histerosalpingografía nos permite comprobar si existe algún factor uterino o tubárico que impide el embarazo.

Quizá nunca hayas oído hablar de la histerosalpingografía, pero se trata de una prueba especialmente importante en el estudio de la fertilidad femenina, pues nos permite conocer detalladamente la estructura del útero y las trompas de Falopio, así como su permeabilidad.

¿Qué es la histerosalpingografía?

La histerosalpingografía es una prueba que se utiliza para examinar a las mujeres que tienen dificultad para quedar embarazadas y permite visualizar el interior de la cavidad uterina y trompas. Gracias a ella, podemos obtener información de:

  • La forma del útero.
  • Posibles formaciones en el interior del útero como pólipos, tabiques.
  • La posibilidad de paso de líquido a través de las trompas de Falopio y por consiguiente capacidad de las trompas de ser el lugar donde se produce la fecundación del óvulo por el espermatozoide.

Imagen ecográfica de una histerosalpingografía

A diferencia de la ecografía, la histerosalpingografía no se realiza de forma rutinaria en las revisiones ginecológicas, sino que debe existir una indicación médica específica.

Indicaciones y contraindicaciones

Habitualmente, la histerosalpingografía es una prueba rutinaria de fertilidad y se realiza cuando la mujer busca quedarse embarazada y no lo consigue. En este sentido, la prueba nos permite analizar la presencia o no de anomalías uterinas o detectar la existencia de:

  • Bloqueo u obstrucción de las trompas de Falopio.
  • Ligadura de trompas.
  • Tumores o pólipos en el útero.
  • Tejido cicatricial (adherencias) en el útero o en las trompas.
  • Presencia de cuerpos extraños.

Para realizar la histerosalpingografía se aconseja prevención antibiótica antes y después de la prueba, con el fin de reducir las posibilidades de sufrir una infección. Por su parte, debemos asegurarnos de que la paciente no está embarazada y deberá evitarse el embarazo hasta la siguiente menstruación.

Indicaciones para realizar una histerosalpingografía

La realización de la histerosalpingografía está contraindicada si hay o ha habido posibilidad de embarazo, presencia de alguna infección y/o inflamación genital o una reacción alérgica al contraste.

Contraindicaciones para realizar una histerosalpingografía

Procedimiento para la histerosalpingografía

La prueba es relativamente sencilla y rápida (dura entre 10-20 minutos), y la realiza un radiólogo. Consiste en introducir contraste líquido a través del cuello uterino que teñirá tanto el útero como las trompas de falopio, ofreciendo una mayor visibilidad en la radiografía.

Debe realizarse en los primeros días posteriores a la menstruación, es decir, en la primera mitad del ciclo menstrual. No precisa de anestesia y suele ser bien tolerada por las pacientes. En la mayoría de los casos, las mujeres indican que la histerosalpingografía es molesta, pero no especialmente dolorosa, aunque esta percepción dependerá de la sensibilidad y el umbral de dolor de cada paciente.

Procedimiento de histerosalpingografía

Resultados

El resultado de la histerosalpingografía nos permitirá describir la permeabilidad de las trompas de Falopio. Según los resultados, el diagnóstico puede ser:

  • Permeabilidad en las trompas y, por tanto, se observa que el contraste pasa por las dos trompas y es expulsado a la cavidad abdominal. En este caso, la posibilidad de embarazo con relaciones sexuales o inseminación es posible.
  • Obstrucción de una o ambas trompas, ya que no dejan pasar el contraste a través de ellas. En este caso, para conseguir embarazo se tendrá que recurrir fecundación in vitro, ya que el óvulo nunca se encontrará con el espermatozoide para la fecundación.

Resultados de una histerosalpingografía

Asimismo, esta prueba también nos permitirá:

  • Conocer si se trata de úteros con formas especiales o de tamaño muy pequeño y, por tanto, que existan dificultades durante el embarazo, como ocurre con los úteros en T.
  • Recibir información de posibles formaciones, como pólipos, miomas o septos, que pueden influir en la fertilidad.

En definitiva, podemos afirmar que la histerosalpingografía es una prueba diagnóstica fundamental, pues nos ofrece información detallada del útero y las trompas. Esto nos permite saber si su estructura es adecuada para permitir el paso de los espermatozoides para la fecundación natural y para que pueda producirse el embarazo o si, por el contrario, debemos recurrir a la ayuda de las técnicas de reproducción humana asistida para hacer realidad el sueño de tener hijos.

Primera visita de fertilidad gratuita

Solicita de manera gratuita la primera visita en tu centro más cercano

No hay comentarios

AÑADIR COMENTARIO