¿Es mejor la cantidad o la calidad de los óvulos?

22 de septiembre de 2023 · Esther Moreno Romea

El óvulo es la célula reproductora femenina. Debe ser fecundada por un espermatozoide para generar un embrión. Éste debe implantarse en el útero y crecer hasta dar lugar a un recién nacido vivo. ¡No olvidemos que ése es el fin último de la reproducción!. Si analizamos el óvulo, podríamos establecer tres pilares para valorarlo:

• Número o reserva ovárica
• Calidad
Edad

calidad o cantidad de los óvulos

Entre ellos se relacionan de diversas formas.

¿Qué diferencia hay entre calidad y cantidad de óvulos?

Estos factores están relacionados entre sí, pues a mayor edad habitualmente el número de óvulos es menor y también lo es la calidad. Pero también influyen de manera independiente: una buena reserva no siempre implica una buena calidad, y viceversa.

calidad o cantidad de los óvulos

Tampoco el mero hecho de ser joven supone una elevada calidad o número de óvulos.

¿Qué es la calidad ovocitaria?

Dado que sin óvulos no hay gestación, necesitaremos una mínima cantidad. Para determinar la reserva ovárica, podemos hacerlo mediante una ecografía ginecológica entre el 2º y 4º día de regla o mediante una analítica hormonal determinando FSH o la hormona antimülleriana (AMH).

Qué es la hormona antimulleriana y qué indican sus resultados

Una buena reserva ovárica implica, a priori, mayor probabilidad de gestación espontánea, y una mayor respuesta en caso de realizar una estimulación ovárica para un tratamiento de reproducción… ¡pero no necesariamente! ¿Por qué? Porque necesitamos una calidad ovocitaria mínima para generar un embrión sano.

Estudio de la calidad de los óvulos

El óvulo es una célula a la que no tenemos acceso de forma natural para observarla como puede ser la piel, o incluso el espermatozoide. Por tanto, podríamos estimar la calidad de los óvulos por factores de riesgo como:

• Edad
• Obesidad
Enfermedades autoinmunes o metabólicas
• Enfermedades genéticas o alteraciones cromosómicas
• Exposición a tóxicos como alcohol, tabaco, quimioterapia o radioterapia.

Cuando se realiza un tratamiento de Fecundación in vitro (FIV), podemos acceder al óvulo y valorar unos criterios pronósticos basándonos en la forma que tiene. También viendo la evolución del embrión, principalmente en los tres primeros días, tendríamos información sobre la calidad del óvulo.

Por último, puede realizarse una biopsia embrionaria para analizar algunas enfermedades genéticas, lo que se conoce como Test Genético preimplantacional (PGT).

Alimentos para mejorar la calidad de los óvulos

En general todo lo que es bueno para la salud de la mujer, es bueno para la salud reproductiva.

calidad o cantidad de los óvulos

  1. La alimentación es un factor modificable que podemos mejorar, asegurando la aportación de calorías adecuadas, omega 3 y 6, Vitaminas B, C, D y E, minerales como calcio, yodo, hierro, ácido fólico, zinc, selenio, y antioxidantes también pueden influir positivamente.
  2. Es importante evitar la obesidad (IMC>30) o la delgadez extrema (IMC<20).
  3. El ejercicio moderado mejora la fertilidad, pero si es muy intenso puede llegar a retirar la menstruación.
  4. Evitar el consumo de tóxicos como el tabaco, el alcohol, cafeína y las grasas saturadas.

Y un detalle importante, aunque no siempre posible, sería no retrasar la maternidad o valorar la posibilidad de preservar la fertilidad mediante la vitrificación de ovocitos antes de los 35 años.

Primera visita de fertilidad gratuita

Déjanos tus datos de contacto y una asesora de fertilidad se pondrá en contacto contigo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *