¿Es importante el índice de masa corporal para la fertilidad?

2 de agosto de 2022
·
Arantxa Pérez Garrido

Existe una relación entre peso corporal y fertilidad, tanto masculina como femenina. Mantener un peso adecuado va a influir en las probabilidades de conseguir un embarazo y, por tanto, en el éxito de una técnica de reproducción.

¿Qué es el IMC y cómo se calcula?

El IMC es el índice de masa corporal. Es un método utilizado para estimar la cantidad de grasa corporal que tiene una persona y determinar si el peso está dentro del rango normal o no. El IMC se calcula dividiendo el peso en kilogramos entre la altura, en metros, al cuadrado.

Efectos de un IMC elevado en la mujer

Algunas consecuencias de la obesidad o sobrepeso en la mujer son una mayor probabilidad de sufrir:

  • Problemas cardiovasculares o hipertensión.
  • Problemas hormonales que pueden alterar la ovulación.
  • Síndrome de ovarios poliquísticos (SOP).
  • Diabetes tipo II y resistencia a la insulina.
  • Patologías del embarazo como hipertensión o diabetes gestacional.
  • Alteración en la cantidad y calidad de los ovocitos en un tratamiento de reproducción asistida.

Además, las mujeres con sobrepeso que se encuentren en tratamiento de Fecundación in Vitro (FIV), necesitarán más cantidad de gonadotropinas para estimular la producción de ovocitos. El aumento de medicación conlleva un mayor riesgo de sufrir efectos secundarios, así como un mayor coste económico del tratamiento de reproducción asistida para la paciente.

Efectos de un IMC elevado en el hombre

El peso corporal también tiene consecuencias sobre la fertilidad masculina:

  • Disminución en el volumen del eyaculado.
  • Reducción de la producción de testosterona, provocando disfunción eréctil.
  • Disminución en el número de espermatozoides, llegando incluso a la ausencia total o azoospermia.
  • Aumento de la temperatura testicular, disminuyendo la movilidad de los espermatozoides.

Un IMC alto en los hombres supone graves riesgos para la fertilidad.

¿Qué consecuencias tiene el bajo peso en la fertilidad?

Un peso por debajo de lo normal también puede afectar a la reproducción. Un índice de masa corporal menor de 18,5 se considera bajo peso. Los valores inferiores a 16 indican delgadez extrema.

El bajo nivel de grasa corporal afecta directamente a la producción hormonal por lo que existen diversos problemas derivados de ello:

  • Retraso en la madurez sexual.
  • Alteraciones en la ovulación, derivando en trastornos de regla e incluso en desaparición de la misma (amenorrea).
  • Alteración del endometrio.
  • Mayor probabilidad de parto prematuro y bajo peso al nacer.

Lo saludable para nuestra fertilidad es mantenerse en un IMC normal.

Recomendaciones médicas para el embarazo

Es importante abordar el momento de la maternidad/paternidad en las mejores circunstancias posibles. Desde el inicio de la búsqueda gestacional es recomendable abandonar hábitos tóxicos, mantener una dieta equilibrada y realizar ejercicio físico.

De todos es sabido que la gestación es una situación de sobrecarga metabólica que hay que gestionar de la mejor manera posible. Se considera saludable aumentar de peso 1 Kg por mes de gestación, siendo lo recomendable unos 9-11 Kg en total. Por eso es fundamental que en el embarazo, más que nunca, nuestra dieta se adapte siendo lo más saludable posible.

Es muy importante realizar 5 comidas al día, evitando entre horas los picos de glucemia descompensada. Se intentará realizar una alimentación variada, rica en verduras, pescado y menos en carne e hidratos de carbono.

Así mismo, intentaremos mantenernos siempre hidratadas y activas y tomar complementos alimenticios ricos en acido fólico y vitaminas adecuadas para el correcto desarrollo gestacional.

Primera visita de fertilidad gratuita

Solicita de manera gratuita la primera visita en tu centro más cercano

No hay comentarios

AÑADIR COMENTARIO