¿Qué hacer ante una baja respuesta a la estimulación ovárica en FIV?

26 de enero de 2023 · José Martín Vallejo

26La baja respuesta a la estimulación ovárica es uno de los desafíos de mayor interés que se le pueden presentar al especialista en reproducción asistida.

¿Qué es la baja respuesta de los ovarios a la estimulación?

No existen unos criterios uniformes para definir la baja respuesta ovárica. De hecho, no fue hasta 2010, cuando la Sociedad Europea de Reproducción Humana y Embriología llegó al consenso en su definición (Criterios de Bolonia). Se determinó que para confirmar que existe baja respuesta de los ovarios, se deben cumplir al menos dos de los siguientes criterios:

  • Edad ≥ 40 años o cualquier otro factor de riesgo de baja respuesta (endometriosis, un ovario, etc.).
  • Ciclo previo con ≤ tres ovocitos recuperados con protocolo de estimulación habitual.
  • Baja reserva ovárica (recuento de folículos antrales menor de 5-7, Hormona Antimulleriana menor de 0.5 – 1.1 ng/ml).

También se consideró clasificar como baja respuesta ovárica tras dos estimulaciones ováricas a dosis hormonales máximas.

¿Por qué se produce? ¿Se puede predecir la baja respuesta ovárica?

Posteriormente en 2016 se propuso la Clasificación de Poseidón, que divide a las pacientes por su edad y su reserva ovárica.

Baja respuesta ovárica según la clasificación de Poseidón Por tanto, los factores que mejor pudieran predecir la baja respuesta de los ovarios van a ser la edad, el valor de la Hormona Antimulleriana (HAM) y el Recuento de Folículos Antrales (RFA).

Factores que pueden predecir la baja respuesta ovárica

Soluciones para una baja respuesta a la estimulación

Respecto al tratamiento que podemos ofrecer en pacientes con baja respuesta ovárica, dependerá del origen de la misma.

Pacientes con reserva ovárica adecuada

Las pacientes con una reserva ovárica adecuada podrían beneficiarse de dosis más altas de FSHr, la adición de LHr. Asimismo, en el caso de hiposensibilidad ovárica, otra posible solución sería la modificación en la composición del tipo de gonadotrofina que empleemos en la estimulación ovárica.

Además, podemos considerar el uso de anticonceptivos o estrógenos para aumentar el desarrollo folicular. También podría favorecer la actividad ovárica el empleo de Testosterona transdérmica o de Hormona de Crecimiento (GH). En cualquier caso, son necesarios más estudios para validar estos enfoques terapéuticos.

Pacientes con baja reserva ovárica

Las pacientes con una baja reserva ovárica pueden beneficiarse de las estrategias de tratamiento que apuntan a aumentar la reserva ovárica funcional. El papel de los andrógenos en estas mujeres puede ser beneficioso, pero por el momento se necesita evidencia más sólida.

Reserva ovárica

En el caso de pacientes con edad avanzada, las estrategias de estimulación ovárica deben considerar una dosis alta de FSHr y la adición de LHr. Estas pacientes también podrían beneficiarse del DUOSTIM (doble estimulación en el mismo ciclo menstrual) para aumentar el número de ovocitos recuperados. Se inicia el segundo ciclo de estimulación ovárica 5 días después de la primera recuperación de ovocitos.

En definitiva, la baja respuesta a la estimulación ovárica sigue requiriendo de una alta meticulosidad en su valoración. Requiere un tratamiento ajustado al origen de la baja respuesta, que desafortunadamente podemos desconocer. Tenemos que seguir mejorando la evidencia científica de los tratamientos existentes.

Primera visita de fertilidad gratuita

Déjanos tus datos de contacto y una asesora de fertilidad se pondrá en contacto contigo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *