¿Por qué es importante la beta hCG? 

9 de agosto de 2022
·
Rocío Valdés Gallardo

El análisis de la hormona beta hCG nos permite detectar si se ha logrado el embarazo y controlar que la gestación evoluciona correctamente.

Es muy probable que hayas oído hablar de la hormona del embarazo, pero ¿qué es la hormona Beta hCG, cuándo se produce y por qué es tan importante en el embarazo?

¿Qué es la hormona beta hCG?

Cuando hablamos de hCG nos referimos a la abreviatura de Human Chorionic Gonadotropin (Gonadotropina coriónica humana), también conocida como la hormona del embarazo. Esta hormona está formada por dos subunidades:

  • Fracción alfa: la encontramos en otras hormonas liberadas por la hipófisis como la TSH (hormona estimulante de la tiroides) o la FSH (hormona folículo estimulante).
  • Fracción beta: es exclusiva de la hormona hCG y, por ello, es la subunidad que detectan los test de embarazo.

La beta hCG es una glicoproteína que es inicialmente secretada por las células trofoblásticas embrionarias poco tiempo después de la implantación embrionaria en el útero materno. A partir de este momento, la beta hCG es producida por una parte de la placenta, el sincitiotrofoblasto.

Función de la beta hCG en el embarazo

Una de las funciones de la beta hCG es evitar que el cuerpo lúteo se desintegre para que siga produciendo progesterona, hormona imprescindible para mantener la gestación. Entre otras funciones de la beta hCG, encontramos su papel en la implantación y en la tolerancia inmunológica.

Podemos distinguir dos formas de analizar esta hormona:

  • Los test de embarazo cuantitativos: muestran el nivel exacto de la hormona en sangre materna.
  • Los test de embarazo cualitativos: únicamente indican la presencia o ausencia de hormona beta-hCG en sangre o en orina, sin dar valor exacto de la misma.

Por qué es importante la beta hCG

La hormona la detectamos durante toda la gestación, pero estos valores van variando conforme avanza el embarazo. Se empieza a segregar cuando el embrión se implanta en el útero materno y aumenta su nivel de forma progresiva aproximadamente hasta el final del primer trimestre. El valor de la hormona beta hCG se duplica más o menos cada 48-72 horas.

Valores de referencia de la beta hCG

La beta hCG se considera positiva cuando hablamos de más de 5 mUI/ml en el análisis de sangre, pero este valor es muy bajo. Como norma general, tras 13 días desde la implantación embrionaria cabría esperar una beta hCG de unos 50 mUI/ml.

Debemos tener en cuenta que estos valores de referencia son orientativos y que hay mucha variación entre unas mujeres y otras. Así, se establecen intervalos de referencia del valor de la hormona en sangre según las semanas de embarazo desde la última regla:

  • 9-130 mUI/ml: 3-4 semanas de embarazo
  • 75-2600 mUI/ml: 4-5 semanas de embarazo
  • 850-20800 mUI/ml: 5-6 semanas de embarazo
  • 4000-100200 mUI/ml: 6-7 semanas de embarazo
  • 11500-289000 mUI/ml: 7–12 semanas de embarazo
  • 18300-137000 mUI/ml: 12-16 semanas de embarazo
  • 1400-53000 mUI/ml: 16–19 semanas de embarazo (2º trimestre)
  • 940-60000 mUI/ml: 19-41 semanas de embarazo (3º trimestre)

Por qué es importante la beta hCG

De este modo, podemos utilizar la beta hCG tanto como prueba de embarazo (fiable a partir de los 14 días de la fecundación), como para controlar la evolución del mismo, comparando el crecimiento de la misma en 48-72h.

Primera visita de fertilidad gratuita

Solicita de manera gratuita la primera visita en tu centro más cercano

No hay comentarios

AÑADIR COMENTARIO