¿Cómo puedo conocer el estado de mi fertilidad? ¿Cuándo preocuparme?

19 de diciembre de 2023 · Virginia González González

Entender la fertilidad es esencial para quienes están planeando concebir o simplemente desean conocer su capacidad reproductiva. Todas las mujeres en edad reproductiva deberían de poder conocer el estado de su fertilidad y tener acceso a esa información.

¿Para qué sirve conocer el estado de mi fertilidad?

Tener conocimiento y entender tu estado de fertilidad es esencial para tomar decisiones informadas sobre la planificación familiar. Ya sea que estés pensando en tener hijos en un futuro cercano o simplemente quieras estar al tanto de tu salud reproductiva, esta información te brinda una valiosa perspectiva.

Relación edad y reserva ovárica

Estar al tanto de tu reserva ovárica puede ayudarte a anticipar y abordar problemas potenciales a tiempo, buscando asesoramiento adecuado que en ocasiones puede conllevar a recurrir a técnicas de reproducción asistida.

¿Cómo saber si soy fértil?

La fertilidad de una mujer se ve influenciada por una variedad de factores. Para saber si eres fértil es necesario buscar un asesoramiento ginecológico en el que se tendrá en cuenta diferentes aspectos:

  • Historial menstrual: el ciclo menstrual regular es un indicador clave de la fertilidad. Si tienes ciclos menstruales regulares de 21 a 35 días, esto suele significar que se produce la ovulación de manera espontánea y regular todos los meses.
  • Edad: la edad desempeña un papel crucial en la fertilidad. La fertilidad disminuye gradualmente a partir de los 30 años y disminuye drásticamente después de los 35. Esto es porque el número de óvulos que quedan en los ovarios empieza a disminuir notablemente a partir de esa edad, además de empezar a deteriorarse su calidad. Por eso, se recomienda que todas las mujeres hayan cumplido sus deseos de ser madre antes de esa edad. En caso contrario, se recomienda recurrir a técnicas de preservación de fertilidad, con la congelación de óvulos, para disponer tanto de la cantidad como de la calidad de los óvulos acorde al momento de la preservación.
  • Revisión ginecológica que incluya tanto ecografía transvaginal como análisis de sangre.

Revisiones ginecológicas a partir de los 25 años

Como tal, las revisiones ginecológicas estipuladas e imprescindibles para toda mujer mayor de 25 años incluye el iniciar el cribado citológico para prevenir el cáncer de cuello de útero, realizando citologías cada 3 o 5 años en función de la prueba realizada. A partir de los 40-50 años, iniciar el cribado del cáncer de mama mediante la realización de una mamografía, ya sea anual o cada dos años, en función del riesgo personal y los antecedentes familiares.

No obstante, es recomendable realizar revisiones ginecológicas regulares que incluyan ecografía transvaginal, especialmente en mujeres que presenten alguna alteración de su ciclo menstrual (ya sean ciclos irregulares, reglas dolorosas, dolores con las relaciones sexuales…). Esto permitirá detectar problemas potenciales, como endometriosis o problemas en las trompas de Falopio, que pueden afectar la fertilidad a corto y largo plazo. Además, son el momento adecuado para discutir tus planes de concepción y recibir orientación sobre cómo maximizar tus posibilidades de tener un embarazo saludable.

Analítica de sangre y ecografía para medir el recuento de folículos

En la revisión ginecológica para conocer tu fertilidad se debe de incluir:

  • Ecografía transvaginal: para ver el estado del aparato genital interno, descartar patología y determinar las características de los ovarios, realizando un recuento de folículos antrales (que se correlaciona con la cantidad de óvulos que quedan en los ovarios), para estimar la reserva ovárica.
  • Análisis de sangre: para estimar la reserva ovárica también se pueden realizar determinaciones analíticas de:
    • La hormona antimülleriana (AMH), que proporciona información sobre la cantidad de óvulos en tus ovarios. Es una hormona que no varía a lo largo del ciclo menstrual, por lo que se puede determinar en cualquier momento.
    • Hormonas sexuales femeninas (FSH, LH y Estradiol). Varían a lo largo del ciclo menstrual y tienen una menor validez para conocer la reserva ovárica que la AMH. En caso de solicitarse, se deben determinar del segundo al quinto día de la regla.

Qué es la hormona antimulleriana y qué indican sus resultados

En conclusión, conocer el estado de la fertilidad es esencial para cualquier persona que esté pensando en tener hijos en el futuro o simplemente desee estar al tanto de su salud reproductiva. A través de revisiones ginecológicas regulares y pruebas específicas, puedes obtener información valiosa sobre tu capacidad reproductiva y tomar decisiones informadas para tu futuro reproductivo.

Recuerda que, si tienes inquietudes o preguntas sobre tu fertilidad, siempre es aconsejable hablar con un profesional de la salud especializado en reproducción asistida que pueda proporcionarte orientación personalizada y soluciones adecuadas a tus necesidades.

Primera visita de fertilidad gratuita

Déjanos tus datos de contacto y una asesora de fertilidad se pondrá en contacto contigo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *