Test de Compatibilidad Genética (Matching genético)

Test de Compatibilidad Genética (Matching genético)

La tranquilidad de dejarles la mejor herencia posible: la salud

El Test de Compatibilidad Genética es una innovadora técnica que se realiza mediante un análisis de sangre a la pareja y que nos permite evitar la transmisión de cientos de enfermedades genéticas estudiando la compatibilidad genética de la pareja.

¿Por qué hacer el test? ¿Puedo transmitir a mis hijos una enfermedad sin padecerla?

Todos podemos ser portadores de alguna enfermedad genética recesiva pues prácticamente todos tenemos alguna mutación en nuestros genes, aunque no tengamos antecedentes familiares o síntomas de ninguna enfermedad.

Ser portador de una enfermedad genética no significa nada, pues en la mayoría de los casos nunca se manifiesta. El problema está cuando coincide que ambos progenitores (tanto el varón como la mujer) son portadores de la misma enfermedad genética recesiva. En ese caso, podemos tener hijos enfermos y aunque la prevalencia de las llamadas “enfermedades raras” es baja, son enfermedades altamente incapacitantes y que afectan a la calidad de vida de manera muy negativa.

¿Qué ocurre si no somos genéticamente compatibles?

En ese caso, podemos realizar una Fecundación in Vitro y cuando tengamos los embriones en el laboratorio los estudiamos para la enfermedad en la que no somos compatibles, de modo que solo transferimos a la mujer aquellos embriones que no padecen la enfermedad. Esta técnica recibe el nombre de Diagnóstico Genético Preimplantacional (DGP) y a día de hoy ha hecho posible que miles de familias puedan tener hijos no afectos.

¿Y si para ser madre necesito óvulos o esperma de donante?

En Ginemed podemos realizar a todos nuestros donantes el estudio genético. De esta manera si se requiere, podemos cruzar la información genética con la otra persona, minimizando la posibilidad de tener un hijo afecto de las enfermedades genéticas estudiadas.

¿Cómo se hace y en qué consiste?

Se realiza en un simple análisis de sangre, de cuyas células analizamos el material genético. Este test genético identifica cientos de enfermedades, analizando miles de mutaciones en el paciente y la pareja (o en su caso la donante de óvulos o el donante de esperma). Una vez estudiados, cruzamos la información de los dos y comprobamos si pueden transmitir alguna enfermedad de las estudiadas. De esta manera nos aseguramos de ser genéticamente compatibles, evitando la transmisión de enfermedades genéticas a nuestros hijos.