¿Qué hacer si quiero ser madre y sufro endometriosis?

7 de marzo de 2023
  • Entre el 30% y el 50% de las afectadas con endometriosis tendrán problemas de esterilidad, una enfermedad que afecta del 5 al 10% de las mujeres
  • Es una enfermedad crónica y progresiva infradiagnosticada debido a que su principal síntoma -dolor durante la menstruación- es una afección muy común
  • Los expertos recomiendan que las pacientes con endometriosis con deseo gestacional se realicen un estudio de fertilidad para valorar las posibles opciones de tratamiento

Ecografía de paciente con endometriosis

La endometriosis es una enfermedad producida por la presencia de tejido endometrial fuera del útero. Se estima que la padece entre un 5 y 10% de la población femenina1, lo que se traduce en más de 2 millones de mujeres en España, 14 millones en Europa y 176 millones en todo el mundo 3. Estas cifras pueden ser incluso mayores, debido a la falta de diagnóstico.

El principal síntoma de la endometriosis es el dolor durante la menstruación, aunque en algunos casos se puede prolongar a lo largo del ciclo. También puede manifestarse con dolor en las relaciones o incluso problemas intestinales y urinarios, ya que afecta al recto o la vejiga en casos más severos, pudiendo llegar a limitar la vida cotidiana de las mujeres que la padecen. “Es una enfermedad crónica y progresiva que aún permanece infradiagnosticada debido a que su principal síntoma, dolor durante el periodo, es una afección muy común en gran parte de la población femenina, sufran o no endometriosis”, señala el Dr. Pascual Sánchez, cofundador y responsable médico de Ginemed.

“Una de las grandes preocupaciones de las pacientes que padecen endometriosis es su asociación con la infertilidad”, destaca el Dr. Pascual. Endometriosis no es sinónimo de infertilidad, pero en muchas ocasiones, las pacientes que presentan esta enfermedad se encuentran con dificultades a la hora de tener hijos, ya que puede afectar a la cantidad y calidad de los óvulos.

El tratamiento para esta enfermedad dependerá de la sintomatología, de la evolución del cuadro y del deseo o no de embarazo. Principalmente está orientado al control de los síntomas y, sobre todo, al alivio del dolor. En ocasiones, es preciso el tratamiento quirúrgico cuando los quistes endometriósicos son de gran tamaño o el dolor limita seriamente la actividad diaria.

Endometriosis e infertilidad

La presencia de tejido endometrial puede provocar alteraciones que dificulten la función de trompas de Falopio, además de incidir en la cantidad y la calidad de los óvulos. También puede afectar los procesos de fecundación e implantación de los embriones. Todo ello puede repercutir directamente en nuestra fertilidad.

Los datos son contundentes: del 30% al 50% de las afectadas de endometriosis tendrán problemas de esterilidad y entre un 35% y un 50% de las mujeres infértiles son diagnosticadas de endometriosis2. La asociación de la endometriosis con la esterilidad se debe a varios factores:

  • Alteración de la anatomía, especialmente de las trompas.
  • Alteración de la reserva ovárica, es decir, de la cantidad de óvulos y de la calidad de estos.
  • Alteraciones inflamatorias del entorno, que puede influir en la fecundación.
  • Alteraciones en la implantación uterina.

Si la mujer sabe que padece endometriosis, el primer paso que debe dar cuando desea tener hijos es hacer una revisión del estado de su enfermedad. Esto permitirá a la paciente, con ayuda del especialista en fertilidad, valorar las posibles opciones para conseguir la gestación.

“Habitualmente, el estudio de esterilidad se realiza tras un año de búsqueda del embarazo en casa si hay pareja masculina. Sin embargo, en el caso de mujeres con endometriosis, se recomienda no esperar más allá de los seis meses, debido a la importancia que tiene el paso del tiempo en esta enfermedad, explica el responsable de Ginemed, y añade que “los grados de endometriosis no se relacionan con la posibilidad de gestación. Hay grados muy leves que no consiguen embarazo en casa y viceversa.

Opciones para las mujeres que quieren ser madres y sufren endometriosis

La técnica de reproducción asistida utilizada en la paciente con endometriosis va a depender de varios factores. Por eso, es aconsejable realizar un estudio de cada caso, mediante la valoración ecográfica de los folículos ováricos y el análisis hormonal, planteando a nuestro médico nuestro proyecto de maternidad. Con todo esto, podemos obtener consejo en cuanto a la conveniencia de retrasar o no la decisión de tener hijos.

El tratamiento de Inseminación Artificial (IA) está indicado en pacientes jóvenes con trompas permeables que no hayan logrado el embarazo natural en un año. Por su parte, la técnica de Fecundación in Vitro (FIV-ICSI) estaría indicada para pacientes con endometriosis moderada o severa.

Hoy en día se retrasa cada vez más la maternidad por cuestiones laborales o sociales. Esto, a veces, supone un problema para conseguir el embarazo. La FIV con óvulos de donante está indicada en pacientes con grado severo de endometriosis, baja reserva ovárica, mala calidad ovocitaria y punción ovárica difícil por la presencia de adherencias y endometriomas.

En enfermedades como la endometriosis, en las que el factor tiempo es fundamental, es muy interesante plantear la opción de preservar la fertilidad a aquellas mujeres que no se planteen ser madre en un corto plazo de tiempo. Esta técnica nos ofrece la oportunidad de conservar la fertilidad más tiempo, sin que la evolución de la enfermedad afecte directamente a la calidad y cantidad de óvulos.

Primera visita de fertilidad gratuita

Solicita de manera gratuita la primera visita en tu centro más cercano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *