Prevenir la transmisión de enfermedades genéticas con un análisis de sangre

7 de septiembre de 2015

El Matching Genético previene la transmisión de cientos de enfermedades genéticas.

Casi todas las personas somos -la mayoría de las veces sin saberlo- portadores de alguna enfermedad genética, y eso no afecta a nuestra calidad de vida. Sin embargo, si a la hora de tener hijos se produce la coincidencia de que nuestra pareja sea también portadora de la misma enfermedad, nuestros hijos pueden manifestarla y estar enfermos.

Hablamos de enfermedades genéticas recesivas conocidas como "enfermedades raras" por su baja incidencia en la sociedad, pero que afectan negativamente en la calidad de vida de las personas. Es el caso del Síndrome de X Frágil, Atrofia Muscular Espinal o Fibrosis Quística, por ejemplo.

El Test de Compatibilidad Genética (Matching Genético) consiste en un análisis de sangre a ambos miembros de la pareja a través del cuál podemos descartar esta posibilidad, y en el caso de que ambos progenitores sean portadores de la misma enfermedad genética, podríamos -gracias al Diagnóstico Genético Preimplantacional- estudiar a los embriones antes de que lleguen al útero de la madre y de este modo transferir los embriones no afectos para garantizar el nacimiento de un hijo libre de la enfermedad.

En este cuadro vemos cómo se manifiestan las enfermedades genéticas.

Primera visita de fertilidad gratuita

Solicita de manera gratuita la primera visita en tu centro más cercano

No hay comentarios

AÑADIR COMENTARIO