La cirugía oncoplástica en el cáncer de mama mejora la calidad de vida de las pacientes

24 de noviembre de 2016

La aplicación de técnicas de cirugía oncoplástica no interfiere en los tratamientos complementarios del cáncer de mama, reduce las secuelas físicas y mejora la autoestima de las pacientes.

Evitar la práctica generalizada de cirugía mutiladora en el cáncer de mama. Esta ha sido una de las principales conclusiones extraídas de la III Jornada de Patología Mamaria de Fundación Ginemed, celebrada esta tarde en el Hospital Nisa Sevilla Aljarafe.

La medicina avanza hacia la supervivencia de las pacientes, pero también hacia la mejora de su calidad de vida. Si hace unos años, la mastectomía era la práctica quirúrgica generalizada, actualmente, cada vez más, las unidades integradas de mama cuentan con cirujanos especializados capaces de llevar a cabo cirugías conservadoras que mantienen el éxito del tratamiento oncológico y reducen el impacto emocional de la enfermedad.

Las razones, según la Dra. Isabel Carbonell, cirujana senóloga de Ginemed en la Unidad de Mama del Hospital Nisa son “El abordaje oncológico es el mismo, sin embargo la paciente no sale de quirófano sin su mama y no se siente mutilada. Las cirugías radicales en cáncer de mama deben aplicarse únicamente en casos muy específicos: carcinomas avanzados o tumores de gran tamaño, el resto (que es la gran mayoría) puede y debe abordarse mediante cirugía oncoplástica. Y si la mastectomía fuera necesaria, la reconstrucción inmediata es practicable en casi la totalidad de los casos”.

Los beneficios para la paciente no solo son emocionales (recibe el alta en 24 horas, usando sujetador, desodorante…) sino también físicas, pues afrontan un postoperatorio con menos complicaciones.

La detección precoz, esencial para la práctica de la cirugía oncoplástica.

La detección precoz sigue teniendo un papel fundamental, no solo en la supervivencia, sino también en el abordaje de la enfermedad.

En este sentido, la comunidad científica sigue insistiendo en la importancia de un abordaje personalizado de las revisiones: entre los 45 y 70 años si no hay antecedentes en la familia, o antes, en el caso de que los haya. Las revisiones y las técnicas de cribados (ecografías, mamografías…) son vitales en este proceso, por lo que la divulgación de esta realidad en la sociedad es de vital importancia.

Más cerca de las pacientes.

Como parte del compromiso con la divulgación científica en la sociedad, Fundación Ginemed ha puesto en marcha “Café con…” una nueva iniciativa que tiene como objetivo hacer un abordaje del cáncer en la mujer entre pacientes y especialistas, descontextualizado del ámbito clínico, pero con todo el rigor científico de los especialistas.

En los encuentros participan y colaboran Fundación Sandra Ibarra de Solidaridad contra el cáncer, AMAMA, Curadas de Espanto y Pulseras Rosas. “Café con…se ha convertido en un punto de encuentro entre pacientes, asociaciones de pacientes y especialistas, donde a lo largo del año se tratarán temas como el cáncer y la fertilidad, prevención, cáncer y sexualidad o cáncer y genética, entre otros.” Afirma la Dra. Alba Ginés, ginecóloga de Ginemed e integrante de la Unidad de Mama del Hospital Nisa Sevilla Aljarafe.

La participación en estos encuentros es gratuita y las inscripciones se realizan a través del mail comunicacion@ginemed.es

Primera visita de fertilidad gratuita

Solicita de manera gratuita la primera visita en tu centro más cercano

No hay comentarios

AÑADIR COMENTARIO