¿Está recomendado el test de compatibilidad genética si se hace PGT?

25 de enero de 2023
·
Ester López Bejarano

El Test de Compatibilidad Genética (TCG) y el Diagnóstico Genético Preimplantacional (PGT) son dos técnicas de laboratorio para la prevención de la transmisión de enfermedades genéticas a la descendencia.

Diferencias entre TCG y PGT

El TCG o Test de Compatibilidad Genética es comúnmente conocido como “matching genético”. El TCG consiste en el análisis individualizado de un panel de enfermedades de cada uno de los miembros de la pareja. La comparación de estos paneles sirve para comprobar si ambos miembros son o no portadores de una misma mutación genética. Gracias al matching genético minimizamos el riesgo de transmisión de enfermedades a la descendencia.

Test de Compatibilidad Genética (Matching genético o TCG)

Por su parte, el PGT o Test Genético Preimplantacional, es una técnica diagnóstica que consiste en el análisis de entre 3-5 células del embrión. De esto modo, se realiza un estudio genético del embrión para detectar posibles alteraciones cromosómicas que pudieran acarrear enfermedades genéticas, así como abortos.

¿Qué beneficios aportan cada uno?

La principal ventaja del TCG es que permite a la pareja tomar decisiones informadas. En el caso de que los miembros de la pareja no sean genéticamente compatibles, se podrían abordar distintos caminos:

  • El cambio de uno de los gametos de la pareja a gametos de un donante que sea compatible genéticamente con el otro miembro de la pareja.
  • La realización de un PGT específico para la detección de esa mutación en el embrión, para así seleccionar el embrión no afecto para su transferencia en un ciclo posterior de Fecundación in vitro.

Test Genético Preimplantacional (PGT)

Por su parte, como ya adelantamos más arriba, la principal ventaja del PGT es que se puede seleccionar el embrión que no esté afecto de enfermedad para su posterior transferencia e implantación embrionaria.

¿Cuándo están indicados ambos estudios?

En la actualidad, existen diversos tipos de test de compatibilidad genética en función del tipo de análisis requerido. Las principales indicaciones son:

  • Estudio de alteraciones cromosómicas de origen numérico, cuyo análisis se realiza mediante un PGT-A. Indicado principalmente en aquellos pacientes con abortos de repetición, edad materna avanzada, factor masculino severo y fallos de implantación.
  • Estudio de anomalías cromosómicas estructurales, para la detección de inversiones cromosómicas o translocaciones. En este caso, se realizan los PGT-SR.
  • Pacientes que posean alteraciones genéticas conocidas, ya sean de origen paterno o materno. Estas pueden afectar a un solo gen cuya mutación es conocida y puede ser estudiada mediante un PGT-M.

TCG y PGT pueden llegar a ser técnicas complementarias que aportan información de vital importancia para los pacientes.

Primera visita de fertilidad gratuita

Solicita de manera gratuita la primera visita en tu centro más cercano

No hay comentarios

AÑADIR COMENTARIO