¿Qué es el embarazo bioquímico y cuáles son sus síntomas?

2 de febrero de 2022
·
Rocío Valdés Gallardo

Definición de embarazo bioquímico

Un embarazo bioquímico, también denominado en la literatura como aborto bioquímico o microaborto, es un aborto precoz que se produce por la interrupción del desarrollo embrionario tras la implantación del mismo en el útero.

En estos casos, el espermatozoide llega a fecundar el óvulo, se forma el embrión y se desarrolla hasta que tiene lugar la implantación embrionaria en el útero. Con estos hitos se comienza a sintetizar la hormona beta-hCG (gonadotropina coriónica humana) y, por esta razón, la prueba de embarazo sale positiva, aunque su evolución no es la correcta porque se interrumpe el desarrollo embrionario y nunca llega a visualizarse la gestación ecográficamente.

¿La mujer tendrá algún síntoma?

Debido al escaso tiempo de gestación, apenas se tienen síntomas en un embarazo bioquímico. Algunos de los más comunes son los siguientes:

  • Dolor abdominal similar a una regla
  • Sangrado vaginal
  • Expulsión de coágulos con la menstruación
  • Dolor en zona lumbar o en fosas iliacas

 ¿Qué causas provocan el embarazo bioquímico?

Es difícil saber exactamente las causas que han provocado la detención del desarrollo embrionario y el aborto, debido básicamente a que los restos embrionarios son eliminados con la regla y no pueden ser analizados y que debido a que la detención del desarrollo embrionario es tan precoz que no llegamos a ver nada por ecografía.  Aun así las causas descritas en la literatura son las siguientes:

  • Embrión con alteraciones genéticas después de su fecundación.
  • Posibles alteraciones genéticas en el óvulo o espermatozoide de los progenitores.
  • Estilos de vida de los padres poco saludables: tabaco, alcohol, mucho estrés, etc.
  • Anomalías anatómicas en el útero de la madre.
  • Problemas hormonales
  • Infecciones

Gestación después de un aborto bioquímico

Es frecuente asociar erróneamente el aborto bioquímico con un problema originado por un tratamiento de fertilidad.  Sin embargo, los embarazos bioquímicos pueden darse tanto tras un embarazo natural, como tras un tratamiento de fiv; la diferencia es la frecuencia de diagnóstico entre ambos, ya que tras un embarazo natural se puede interpretar como un retraso en la menstruación, y en los tratamiento de reproducción asistida se realizan pruebas de beta-hCG precoces.

Es importante tener en cuenta que tras un embarazo bioquímico no es necesario realizar ningún tratamiento y el ciclo menstrual vuelve a su normalidad 1 o 2 semanas después, siempre que los niveles de beta-hCG y progesterona en la sangre vuelvan a sus valores basales. Finalmente, hay que tener en cuenta que un embarazo bioquímico no disminuye las posibilidades de lograr una nueva gestación o embarazo.

Primera visita de fertilidad gratuita

Solicita de manera gratuita la primera visita en tu centro más cercano

No hay comentarios

AÑADIR COMENTARIO