El cuidado de la fertilidad también es cosa de hombres

22 de noviembre de 2023
  • La infertilidad por factor masculino afecta al 40% de los casos de parejas que tienen dificultades para conseguir un embarazo1
  • Al igual que las mujeres, los hombres deben cuidar su fertilidad para gozar de un buen estado de salud, independientemente de su deseo de ser padres
  • Entre las principales causas de infertilidad masculina, se encuentran las alteraciones del semen, que comprometen la calidad espermática
  • Mantener una dieta saludable, evitar el tabaco y el consumo de cannabis, contribuyen al cuidado de la fertilidad masculina

Según la Sociedad Española de Urología, la infertilidad masculina afecta al 40% de los casos de parejas que tienen dificultades para formar una familia.1 Estas cifras no hacen más que evidenciar que la infertilidad en parejas heteronormativas es un tema de dos, ya que no solo afecta a las mujeres, sino también a los hombres. En este contexto, la Dra. Nuria Pérez, ginecóloga responsable de Ginemed Madrid Aravaca, asegura que, “al igual que las mujeres, los hombres también pueden cuidar su fertilidad llevando una vida sana y evitando los excesos, que son perjudiciales para la salud”.

Se denomina esterilidad por factor masculino a aquellos casos en los que los espermatozoides son responsables, parcial o totalmente, del problema de fertilidad. Las causas pueden ser genéticas o adquiridas a lo largo de la vida. En la mayoría de los casos, la infertilidad masculina es una problemática que se asocia únicamente a la incapacidad de tener hijos sin tener que recurrir a las técnicas de reproducción asistida. Sin embargo, la ginecóloga insiste en que “el hombre debe cuidar su fertilidad siempre porque, además de definir su capacidad reproductiva, la fertilidad condiciona las hormonas sexuales masculinas, imprescindibles para gozar de una buena salud en general”. Por este motivo, la experta en reproducción asistida asegura que “no tiene sentido que solo cuiden su fertilidad los hombres que desean tener hijos”.

Entre las principales causas de infertilidad masculina, se encuentran las alteraciones del semen que comprometen la calidad espermática. Para evaluar la calidad del semen del varón, una de las principales pruebas que se realiza es el seminograma. Gracias a esta prueba diagnóstica se estudian las características del semen, como la concentración, la motilidad y la morfología de los espermatozoides, junto con variables cualitativas como la viscosidad, el olor y el color3.

Recomendaciones y consejos para mejorar la fertilidad masculina

La ginecóloga responsable de Ginemed Madrid Aravaca manifiesta que la fertilidad masculina puede verse beneficiada si el hombre lleva un estilo de vida saludable y realiza las siguientes recomendaciones:

Evitar los tóxicos, como el tabaco y el cannabis: el consumo de estas sustancias puede empeorar la calidad de los espermatozoides.

Cuidado con el aumento de la temperatura en la zona de la bolsa de los testículo o escroto: se aconseja evitar el uso de sauna en exceso, jacuzzi, la ropa ajustada y el contacto con dispositivos como el ordenador portátil cerca del escroto.

Seguimiento de una dieta saludable: entre los alimentos que mejoran la calidad espermática en el hombre, destacan los cítricos, que contribuyen a evitar defectos en los espermatozoides y mejoran su motilidad; el kiwi; el aceite de oliva, por su alto contenido en ácido graso insaturado omega 9; los mariscos y las legumbres. Además, el consumo de antioxidantes (frutas y verduras, vegetales de hojas verdes, legumbres, cereales integrales, frutos secos y semillas) puede tener un efecto beneficioso en las características espermáticas:

  • Zinc: desempeña un papel importante en el desarrollo testicular, así como en la maduración y calidad de los espermatozoides, y se encuentran en alimentos como, las carnes rojas, carnes de ave, ostras, otros mariscos y también en frijoles, frutos secos, cereales integrales y productos lácteos.
  • Coenzima Q10: su nivel está relacionado directamente con la motilidad espermática y se encuentra en la carne, las aves, el pescado, las frutas, las verduras y los productos lácteos y otras fuentes relativamente ricas son el aceite de soja y los frutos secos.
  • L-carnitina: su ingesta aporta energía celular a los espermatozoides, facilitando la movilidad, mejorando su proceso de formación, la maduración, la formación de la membrana y aumentando la calidad seminal.
  • DHA (ácido docosahexanoico): la presencia de DHA en la membrana del espermatozoide es importante para la fluidificación y la flexibilidad del espermatozoide y relevante en el éxito de la fertilización. Se encuentra principalmente en el pescado azul y algas marinas.
  • Acido D-Aspártico: ayuda a aumentar la producción hormonal en los testículos y la glándula pituitaria, contribuye a la fertilidad y reproducción normales. Se haya principalmente en la soja, las legumbres, los huevos, las semillas de lino y los frutos secos.
  • Vitamina E: neutraliza los radicales libres y protege la membrana celular. Esta vitamina se encuentra naturalmente en alimentos como aceites vegetales, frutos secos, semillas, espinacas, brócoli y otros vegetales.

Evitar la obesidad o sobrepeso: la obesidad puede provocar una disminución del número de espermatozoides.

Referencias

Primera visita de fertilidad gratuita

Solicita de manera gratuita la primera visita en tu centro más cercano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *