¿Cómo se puede lograr el embarazo con pocos espermatozoides? 

16 de agosto de 2022
·
Mercedes González Martínez

La probabilidad de lograr el embarazo en una pareja en la que el varón presenta una escasa concentración de espermatozoides aumenta con los tratamientos de Inseminación Artificial (IA) y Fecundación In Vitro (FIV).

El embarazo natural con oligospermia es más difícil que en los casos con recuento espermático normal. Decimos que la concepción natural es más difícil, pero no imposible, ya que mientras haya espermatozoides móviles el embarazo es posible.

¿Cómo se realiza el recuento de espermatozoides? 

El recuento de espermatozoides se realiza mediante unas cámaras especiales que tienen unas cuadrículas, en las que se coloca un volumen de semen determinado.

embarazo y escasa concentración de esperma

Después lo observamos al microscopio y ayudándonos de esas cuadrículas podemos calcular el recuento de espermatozoides (en millones por mililitro) del semen del paciente. Además podemos calcular el porcentaje de espermatozoides con movilidad progresiva, no progresiva y los inmóviles presentes en el eyaculado, teniendo un recuento de espermatozoides alterado genéticamente.

¿Qué ocurre con un recuento espermático alterado? 

Cuando la concentración de espermatozoides está alterada podemos pensar que esta podría ser una de las causas de la infertilidad en el varón. La baja cantidad de espermatozoides sería decisivo a la hora de recomendar una técnica u otra de reproducción asistida, tras estudiar a ambos miembros de la pareja.

embarazo y escasa concentración de esperma

Con un recuento espermático muy bajo no sería recomendable hacer una Inseminación Artificial Conyugal (IAC), porque la posibilidad de embarazo con oligospermia sería casi nula. En esos casos habría que recurrir directamente a una Fecundación In Vitro (FIV).

Baja concentración espermática y embarazo.

Cuando la concentración de espermatozoides es baja las probabilidades de concebir de modo natural desciende considerablemente. Pero este es un dato puramente estadístico.

Es cierto que hay varones con sémenes con baja concentración que han sido capaces de conseguir un embarazo. Y al contrario, otros con sémenes de buena calidad no han sido capaces de conseguir una gestación.

Evidentemente para conseguir el embarazo hay que estudiar bien a ambos miembros de la pareja.

En el caso en el que no se encuentre ninguna causa de infertilidad femenina, lo más probable es que la pareja pueda gestar tras un tratamiento de Fecundación In Vitro.

embarazo y escasa concentración de esperma

La Fecundación In Vitro presenta la ventaja de que sólo necesita los espermatozoides suficientes para fecundar los óvulos obtenidos de los ovarios de la mujer.

Primera visita de fertilidad gratuita

Solicita de manera gratuita la primera visita en tu centro más cercano

No hay comentarios

AÑADIR COMENTARIO