ICSI

ICSI

Es la técnica de fecundación más utilizada en la actualidad. Consiste en la introducción del espermatozoide dentro del óvulo con ayuda de una microaguja, a diferencia de la fecundación clásica en la que el óvulo se deja en condiciones especiales junto a miles de espermatozoides para favorecer que uno llegue y lo fecunde.

¿Cuándo utilizamos esta técnica?

Aunque por su seguridad y ventajas prácticamente ya se usa en todos los ciclos de Fecundación in Vitro, está especialmente recomendada en los siguientes casos:

Cuando existe una alteración espermáticas severa
Cuando tenemos mala calidad ovocitaria
Cuando tenemos óvulos valiosos o escasos
Cuando la mujer tiene una edad avanzada
Cuando existe sospecha de baja tasa de fecundación
En casos de FIV clásica sin fecundación
Cuando los espermatozoides son extraídos del testículo mediante biopsia testicular