¿Qué es el Hidrosálpinx y cuáles son sus causas y posibles tratamientos?

3 de octubre de 2022
·
Emilio Kellemberger

El hidrosalpinx es una enfermedad de las trompas de Falopio que suele estar producida por la Enfermedad Inflamatoria Pélvica (EIP).

Cuando las trompas de Falopio no funcionan correctamente, nos encontramos ante una imposibilidad para gestar y, por tanto, una esterilidad tubárica. Las trompas pueden estar obstruidas por adherencias por la parte externa de la trompa, en el abdomen, que las estrechen y las obturen por completo. En otras ocasiones, estas trompas están dilatadas con líquido por dentro de la trompa que también tapa el paso de los espermatozoides y del óvulo fecundado, es el llamado hidrosálpinx.

Definición de hidrosálpinx

El hidrosálpinx es una patología que encontramos en el aparato genital femenino, específicamente de las etiologías implicadas en la patología tubárica, la cual consiste en la obstrucción de las mismas con la consecuente acumulación de líquido, lo que ocasiona una dilatación de las trompas de Falopio.

Definición de hidrosálpinx

Esta afección puede ser unilateral (más frecuente) o bilateral, y cuya consecuencia final es un mal funcionamiento de las trompas, lo que provoca infertilidad a través de varios mecanismos:

  • Efecto embriotóxico directo
  • Efecto tóxico sobre la receptividad endometrial
  • Mecanismos puramente mecánicos con barrido de embriones
  • Interposición del líquido entre embrión y superficie endometrial
  • Aumento del peristaltismo endometrial.

Por tanto, el hidrosalpinx es una causa de esterilidad femenina por factor tubárico, por lo que puede ser necesaria la reproducción asistida para lograr un embarazo con esta afección.

Causas

Dentro de las causas del hidrosálpinx, la más frecuente es la Enfermedad Inflamatoria Pélvica (EIP), originada habitualmente por una infección de transmisión sexual. Otras incluyen:

  • Cirugías anteriores, particularmente cirugías en las trompas o en algún otro órgano de la cavidad pélvica
  • Grandes adherencias en la pelvis
  • Endometriosis
  • Inserción de DIU como anticonceptivo
  • Embarazo ectópico previo
  • Otras fuentes de infección, como la tuberculosis tubárica o apendicitis.

Generalmente es una patología que cursa de manera asintomática y  su diagnóstico está ligado a los estudios realizados a una pareja con problemas de fertilidad. En determinados casos, puede producir dolor pélvico crónico e incluso fiebre, mal estado general y secreciones vaginales malolientes.

Diagnóstico del hidrosalpinx

El diagnóstico del hidrosalpinx se puede realizar mediante diferentes pruebas. La técnica más utilizada para evaluar las trompas de Falopio es la histerosalpingografía, mediante la cual es posible observar la dilatación de las trompas y si hay obstrucción, gracias a la utilización de una medio de contraste y de rayos X.

Diagnóstico del hidrosalpinx

También es posible diagnosticar el hidrosalpinx mediante ecografía, que nos permite visualizar el líquido acumulado en la trompa, generalmente en los hidrosálpinxs grandes. Sin embargo, aunque se trata de una prueba fácil de realizar para el ginecólogo, su capacidad de diagnóstico es baja. Por este motivo, se recurre a otras modalidades como la resonancia magnética y la tomografía computarizada, cuya capacidad multiplanar permite distinguir diferentes estructuras, y cuyo campo de visión, más amplio que el de la ecografía, ayuda a determinar la extensión del proceso y la afectación de otras estructuras vecinas, como el colon o el apéndice.

Por último, la técnica más invasiva y más compleja es la laparoscopia (cirugía), que consiste en realizar una incisión en el abdomen de la mujer, por donde se inserta un endoscopio. Esta técnica permite visualizar la cavidad abdominal, lo que hace posible hacer una laparoscopia diagnóstica y quirúrgica al mismo tiempo, y de este modo solucionar el problema del hidrosálpinx. La laparoscopia requiere anestesia y se lleva a cabo en el quirófano.

Hidrosalpinx y embarazo

Numerosos estudios han demostrado que el hidrosálpinx tiene un efecto negativo en las tasas de embarazo espontáneo y tras la realización de tratamientos de reproducción asistida, como la fecundación in vitro (FIV). Las pacientes con hidrosálpinx presentan la mitad de la tasa de embarazo, de implantación y de gestación a término, y hasta dos veces más de incidencia de abortos espontáneos tras la fecundación in vitro y transferencia embrionaria.

Hidrosalpinx y embarazo

Por todo esto, y para mejorar las tasas de embarazo y éxito en los tratamientos de reproducción asistida, es muy importante resolver la patología. Dentro de las opciones de tratamiento para mejorar las posibilidades de embarazo encontramos el drenaje, la técnica menos invasiva. Consiste en la aspiración con aguja transvaginal de un hidrosalpinx bajo guía ecográfica antes de un ciclo de fecundación in vitro y transferencia embrionaria o en el momento de la recuperación de los ovocitos. Sin embargo, a menudo hay una rápida reacumulación de fluido y actualmente se recomienda con poca frecuencia.

Luego encontramos la salpinguectomía, que consiste en la extirpación de las trompas o la posibilidad de realizar un bloqueo tubárico proximal mediante cirugía. Estas técnicas permiten que las tasas de embarazo en pacientes con hidrosálpinx y las tasas de nacidos vivos sean similares a las de las mujeres sin hidrosálpinx.

Es por esto que tanto la salpinguectomía como la oclusión tubárica proximal son técnicas que se recomiendan realizar para el tratamiento de hidrosalpinx antes someterse a un tratamiento de reproducción asistida.

Primera visita de fertilidad gratuita

Solicita de manera gratuita la primera visita en tu centro más cercano

No hay comentarios

AÑADIR COMENTARIO