Inducción de la ovulación

26 de octubre de 2020
·
Marina González Tejedor

La Inducción de la ovulación consiste en la administración de unos fármacos que favorecen el desarrollo folicular y la liberación de óvulos por el ovario. Para conseguir el embarazo, las relaciones sexuales se programan para que coincidan con la ovulación.

¿Cuáles son las fases del tratamiento?

  1. Estimulación y controles. Con la estimulación de los ovarios favorecemos el desarrollo de uno o varios folículos en cuyo interior se encuentran los óvulos. El proceso se controla mediante ecografías (normalmente 1-2). Una vez obtenido el tamaño deseado, puede administrase un medicamento llamado HCG para desencadenar la ovulación y programar el momento más adecuado para las relaciones sexuales.
  2. Relaciones sexuales. En función del tipo de estimulación, el ginecólogo indicará el momento adecuado para mantenerlas y con qué frecuencia hay que repetirlas.
  3. Apoyo en fase lútea. Una vez ocurrida la ovulación, se suele prescribir un tratamiento de apoyo en fase lútea con la administración de progesterona vía vaginal y ácido fólico.
  4. Confirmación de embarazo. 14 días después de las relaciones programadas se realiza un llamado B-HCG (beta) para determinar el embarazo. Nunca suspendas la medicación sin indicación de tu ginecólogo independientemente del resultado.
  5. Ecografía. A partir de 15 días después del análisis de B-HCG, tendrá que realizarse una ecografía para confirmar la presencia de latido cardiaco.

Inducción a la ovulación esquema

Resultados

Dependen en gran medida de la edad de la mujer y de las causas concurrentes que han determinado la indicación del tratamiento. En cualquier caso no superan nunca los que ofrece la naturaleza en relaciones sin protección en una pareja fértil.

Primera visita de fertilidad gratuita

Solicita de manera gratuita la primera visita en tu centro más cercano

No hay comentarios

AÑADIR COMENTARIO