Ginemed se une a la alerta de la Comisión Nacional de Reproducción Humana Asistida sobre los riesgos de comprar semen por internet.

16 de octubre de 2016

La auto-inseminación puede derivar en la trasmisión de alteraciones genéticas y cromosómicas a la descendencia, o de enfermedades infecciosas y víricas.

En el último año, ha ido en aumento la aparición de páginas webs en las que se facilita el contacto entre mujeres que desean ser madres y donantes de semen, que no pasan ningún control médico ni psicológico de ninguna clínica de reproducción asistida autorizada (ni española, ni internacional).

Contra ello, la <Comisión Nacional de Reproducción Humana Asistida, perteneciente al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, ha emitido un comunicado alertando de los riesgos de la compra de semen por internet, con el objetivo de sensibilizar a la población del peligro que estas prácticas entrañan.

En el comunicado advierten que, “la obtención de dichas muestras se realiza mediante dos vías: a través de un banco de semen, que no necesita de un control aduanero ni de la intervención de un centro de reproducción asistida que sirva de intermediario para la distribución directa a sus clientes particulares; o a través de páginas webs abiertas en otros países”

Para la CNRHA “Al margen de la consideración éticas de tales prácticas, todas ellas vulneran de manera directa diferentes preceptos de las normas que regulan en España las realización de las técnicas de reproducción asistida, entre ellos los relativos a las condiciones de los donantes y la propia práctica de la donación, como acto voluntario, gratuito y anónimo.

En este sentido, el Ministerio quiere ante todo llamar la atención sobre los riesgos para la salud que conllevan estas prácticas: “La auto-inseminación puede derivar en la trasmisión de alteraciones genéticas y cromosómicas a la descendencia o de enfermedades infecciosas y víricas”.

De entre esos riesgos, añaden “el más destacado es la posibilidad de que de tales prácticas se derive la generación de nacidos que sean sujeto de malformaciones o enfermedades congénitas, o sean portadoras de las mismas, o incluso la transmisión a aquéllas de diferentes enfermedades infecciosas transmisibles a través del semen, entre las que se encuentran, además de otros, las provocadas por los virus del SIDA, la hepatitis C y otros enfermedades víricas emergentes, como el zika. Esos riesgos se pueden evitar con la práctica de análisis previos adecuados del semen, cuya realización por los centros autorizados de reproducción asistida es obligada para la aplicación de estas técnicas, conforme a las normas que regulan las condiciones de los donantes.”

Preguntas Frecuentes

En el comunicado, publicado en la web de la Comisión Nacional de Reproducción Humana Asistida, han creado la sección “Preguntas Frecuentes sobre la auto-inseminación”, donde la población puede leer los riesgos que supone dicha práctica.

Primera visita de fertilidad gratuita

Solicita de manera gratuita la primera visita en tu centro más cercano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *