¿Es posible el embarazo en mujeres que tienen útero retroverso?

26 de julio de 2022
·
Laura Cortés Sierra

Un 20% de las mujeres tiene el útero retroverso. Al ser asintomática esta posición uterina en muchos casos, muchas mujeres no lo descubren hasta someterse a una exploración ginecológica.

¿Qué es el útero retroverso?

Para entender qué es el útero retroverso, vamos a explicar los diferentes tipos de útero en función de su posición respecto a la vejiga y el recto:

  • Anteverso: el fondo uterino se inclina hacia la vejiga (anterior). Es la posición más frecuente.
  • Retroverso: se inclina hacia el recto (posterior).
  • Indiferente: tiene una situación neutra respecto a la vejiga y el recto.

¿Cómo se diagnostica un útero retroverso?

Dentro del estudio que realizamos a nuestras pacientes cuando inician un tratamiento de reproducción asistida se encuentra la valoración ecográfica de los órganos reproductivos femeninos.

Cuando visualizamos el útero por ecografía, valoramos distintos parámetros:

  • Posición con respecto a otros órganos.
  • Morfología para confirmar que tiene una forma regular.
  • Estructura del endometrio.
  • Presencia de cicatrices y de estructuras como miomas uterinos, adenomiosis o pólipos endometriales.

Posibles causas del útero en retroverso

Se estima que un 20% de la población femenina tiene el útero retroverso.  Entre los motivos más habituales del útero retroverso se encuentran los siguientes:

  • Nacemos con el útero así.
  • Estamos en el primer trimestre de gestación, en el postparto o en la menopausia.
  • Padecemos alguna dolencia, como procesos infecciosos o inflamatorios, endometriosis…

La causa que origina el útero retroverso condicionará los pasos a seguir durante el tratamiento de reproducción asistida.

¿Qué síntomas provoca?

Muchas mujeres que tienen un útero retroverso son asintomáticas y lo descubren tras un estudio ginecológico. Pero a veces el útero retroverso puede acompañarse de algunos síntomas:

  • Dolor con las relaciones sexuales y en la menstruación.
  • Estreñimiento.
  • Infección o retención de orina.

El útero retroverso no requiere tratamiento, salvo si genera problemas asociados.

Útero retroverso y embarazo

Cuando el útero retroverso es de nacimiento, no afecta a la fertilidad de la mujer y por lo tanto a nuestras posibilidades de quedarnos embarazadas. Sin embargo, cuando el útero ha adoptado esta posición por una dolencia que hemos sufrido a lo largo de nuestra vida, puede influir en nuestra fertilidad.

Para saber si el útero retroverso es de uno u otro tipo, tenemos que preguntar a la paciente por sus cirugías y descartar enfermedades como la endometriosis, hidrosálpinx, piosálpinx o la enfermedad inflamatoria pélvica con diferentes pruebas diagnósticas. Además, la posición uterina también se deberá tener en cuenta de cara a la transferencia embrionaria para definir la posición de la cánula.

Los úteros retroverso suelen corregir su posición a medida que avanza el embarazo. Sin embargo, en raras ocasiones puede aparecer una complicación llamada útero encarcelado. En estos casos, el fondo uterino crece manteniendo la posición de retroverso y se inclina hacia el intestino, y el cérvix hacia la vejiga. Los síntomas del útero encarcelado, que suelen aparecer en el segundo trimestre de embarazo, son dolor abdominal o en la espalda, dificultad para orinar y estreñimiento.

Primera visita de fertilidad gratuita

Solicita de manera gratuita la primera visita en tu centro más cercano

No hay comentarios

AÑADIR COMENTARIO