¿Cuál es el mejor tratamiento para la endometriosis en la mujer?

18 de junio de 2013
·
Elena Traverso Morcillo

La endometriosis es una enfermedad que afecta a un gran número de mujeres. Sin embargo, la mayoría de las personas desconocen de qué se trata y qué problemas conlleva.

 ¿Cómo elegir el tratamiento para la endometriosis?

La endometriosis es el crecimiento del tejido que recubre el interior del útero en otros órganos como el ovario. Existen varias teorías que intentan explicar el origen de la endometriosis, una de ellas es la menstruación retrógrada, que es el paso de menstruación a través de las trompas hacia la cavidad pélvica. Otra teoría apunta a la transformación de células de diferentes localizaciones en células endometriales.

Aproximadamente entre un 5 y un 10% de las mujeres que están en edad reproductiva la padecen, aunque en muchas ocasiones no haya sido diagnosticada.
Los principales problemas que causa esta enfermedad son el dolor (sobre todo con la menstruación) y problemas de fertilidad. Muchas veces, en grados más avanzados, el dolor es muy limitante para las mujeres que lo padecen, pudiendo impedirles la realización de su actividad normal y llegando a ser muy incapacitante para ellas. Por tanto, es muy importante el diagnóstico para intentar mejorar la calidad de vida de estas pacientes y sobre todo dar una explicación a lo que les sucede, así como evitar el avance de la enfermedad.

En ocasiones, la detección de la endometriosis se realiza de forma casual en una revisión rutinaria o cuando una pareja consulta por dificultad para conseguir un embarazo. El diagnóstico normalmente se hace mediante la historia clínica y a través de la ecografía vaginal. Con dicha técnica podemos comprobar la existencia de endometriomas, también conocidos como quistes de chocolate (quistes que se forman en los ovarios como consecuencia de la afectación de los mismos por la endometriosis). Pero la única manera de tener un diagnóstico definitivo y seguro, sobre todos en los casos en los que no es posible su visualización por ecografía, es la realización de una laparoscopia. Esta técnica consiste en la observación directa del útero y de los ovarios introduciendo a nivel del ombligo una pequeña cámara. La imagen característica que podemos encontrar son unas manchas de color oscuro que se pueden encontrar en cualquier localización de la cavidad pélvica.

Tratamiento de la endometriosis con anticonceptivos

Con respecto al tratamiento, en mujeres que por el momento no deseen tener hijos, utilizamos fármacos que impiden el funcionamiento del ovario, como son los anticonceptivos. Estos frenan la progresión de la enfermedad y alivian el dolor con la menstruación.
Si la mujer desea tener hijos y lleva más de 6-12 meses intentando quedar embarazada, debería consultar con un especialista para iniciar un estudio y en cada caso, aconsejar si es necesario algún tratamiento de fertilidad, ajustado a cada paciente concreta y siempre por especialistas expertos.
Cabe la posibilidad de tratamientos quirúrgicos, que se reservan para extirpar quistes de gran tamaño, que crecen muy rápido, o en los que el diagnóstico no sea del todo seguro. Siempre intentamos que la cirugía sea lo más conservadora posible, para poder preservar la actividad del ovario sano.
Por todo esto, es importante que ante estos síntomas acudáis a vuestro ginecólogo y que realicéis las revisiones anuales de forma sistemática, ya que hoy día podemos ayudar a controlar y evitar el avance de esta enfermedad.

Tratamiento natural de la endometriosis

Los tratamientos alternativos para la endometriosis consisten en una serie de remedios naturales. Este tipo de terapias pueden ayudar a la mujer a aliviar los síntomas de la enfermedad. Entre ellos encontramos:

  • La acupuntura.
  • La terapia con hierbas medicinales.
  • Las terapias nutricionales.
  • La homeopatía.
  • La osteopatía.

También se pueden seguir algunos consejos sencillos para ayudar a aliviar el dolor:

  • Colocar compresas con aceite de ricino sobre la parte inferior del abdomen para disminuir la inflamación.
  • Ejercicios de Kegel: una serie de ejercicios de contracción del músculo pubocoxígeo para fortalecer los músculos pélvicos. Así se consiguen evitar síntomas como la necesidad frecuente de orinar y los problemas de vejiga.
  • Yoga, meditación, relajación y ejercicios de respiración para evitar el estrés y la ansiedad, que pueden agravar la enfermedad.
  • Tomar aceite de onagra, que tiene propiedades antiinflamatorias.
  • Tomar valeriana, que ayuda a controlar los espasmos menstruales y relaja los músculos.
  • Tomar té con hojas de frambuesa, que contienen antioxidantes que pueden ayudar al sistema inmunitario a luchar contra la inflamación.

Primera visita de fertilidad gratuita

Solicita de manera gratuita la primera visita en tu centro más cercano

Comentarios (6)

  1. Avatar de joana
    joana
    9 de marzo de 2016 12:52

    os periudo mais doloroso da endromitriose sao na mestruaçao ou ocorre em outros momentos

  2. Avatar de María
    María
    12 de agosto de 2013 16:04

    Gracias Silvia

  3. Avatar de silvia
    silvia
    2 de agosto de 2013 04:49

    Desde luego, puedes tener la enfermedad y no tener sintomas, deberias consultar a tu ginecologa/o.

  4. Avatar de María
    María
    3 de julio de 2013 18:56

    Alguien sabe si puedes tener endometriosis y que no te moleste nada?? Es que yo no me quedo embarazada y a lo mejor es por eso, no??

  5. Avatar de Susana
    Susana
    18 de junio de 2013 10:32

    Laura pues me alegro por tí, que todo lo solucionases tan bien y tan rápido. Yo llevo intentando quedarme embarazada más de un año sin lograrlo, y ahora me han diagnosticado endometriosis. Por lo menos ya se el motivo. Nos estamos haciendo unas pruebas y vamos a empezar con una Fecundación in vitro. A ver si ahora lo consigo.

  6. Avatar de Laura G.
    Laura G.
    18 de junio de 2013 10:27

    A mí me dijo mi ginecóloga hace unos años que tenía un quiste de chocolate. Claro, en ese momento escuchas lo de quiste y te quedas preocupada, pero por otro lado con lo de “chocolate” piensas, pues con ese nombre muy malo no puede ser. De todas formas, me mandó unos anticonceptivos y en unos meses se solucionó todo. Así que todo fue genial gracias a la revisión ginecológica.

AÑADIR COMENTARIO