12/03/2020
Ginemed lanza un mensaje de tranquilidad para afrontar con calma la evolución del coronavirus
Ginemed ha implementado en todos sus centros protocolos de seguridad para velar por la salud de pacientes y empleados basados en las indicaciones de las autoridades sanitarias autonómicas y estatales.

Desde Ginemed, queremos difundir un mensaje de calma y prudencia frente a la evolución del COVID-19 pero, sobre todo, basado en información médica de calidad a partir de las indicaciones de las autoridades sanitarias.

En todos nuestros centros hemos tomado todas las medidas oportunas de prevención, mediante la implementación protocolos de seguridad para velar por la salud y el bienestar de nuestros pacientes y empleados

Nos encontramos con un virus de la familia de los coronavirus (una familia que siempre ha dado los catarros y ya es conocida), que produce una enfermedad muy similar a la gripe, con principal afectación a nivel pulmonar. La mayoría de los pacientes sanos la van a pasar sin ningún tipo de problema. Es más, la medida que se realiza cuando detectamos a un paciente positivo para el coronavirus es mandarlo a casa para que no contagie a otras personas y que pase la enfermedad allí.

El periodo estimado de incubación es de 5 días, el tiempo medio que trascurre desde que una persona está expuesta al virus hasta la aparición de los síntomas. En los casos en los que se manifiesta la enfermedad, esta afecta principalmente a personas de entre 30 y 79 años, siendo muy poco frecuente entre los menores de 20 años. Los signos clínicos más frecuentes incluyen fiebre, tos, mialgia, cefalea y diarrea, un cuadro leve que se muestra en el 80% de los casos identificados.

Los pacientes con las defensas más disminuidas como, por ejemplo, las personas mayores o las personas inmunodeprimidas; y los pacientes que tengan patologías previas son las personas que tienen más probabilidades de tener alguna complicación durante la enfermedad. Dichas complicaciones son de tipo respiratorio, y de instauración gradual en varios días, no son de instauración aguda. Y el tratamiento en estos casos es de soporte (afortunadamente muy pocos). Y la gran mayoría de la gente también se cura después de esta fase.

Y si bien es cierto que se trata de un virus muy contagioso, también es verdad que la gran mayoría de los infectados pasarán la enfermedad de manera asintomática sin saberlo.

Las medidas preventivas asustan, pero debemos entender por qué se están tomando:

El Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social (MSCBS) ha puesto a disposición de la ciudadanía un enlace directo con las recomendaciones a tener en cuenta en materia de prevención y actuación ante casos de dicha infección; entre las que se encuentran lavarse las manos con jabón, evitar lugares públicos con gran afluencia o no realizar viajes si se tiene tos o fiebre.

Al ser una enfermedad vírica bastante contagiosa, posiblemente todos los casos se vayan a producir en un periodo corto de tiempo. ¿A qué nos lleva esto? A evitar saturar el sistema sanitario, porque vamos a tener más casos complicados en un período muy corto de tiempo que lo que el sistema puede atender.

¿Qué ocurre con los tratamientos de reproducción asistida y en el embarazo?

El virus no es contagioso por las secreciones seminales, ni por el semen, ni por el fluido folicular, ni por los óvulos, ni por las secreciones del útero, ni por las secreciones vaginales. Por lo tanto, no hay ningún motivo para no realizar ninguna de las actividades médicas que venimos haciendo porque no son de mayor riesgo que lo que hemos estado haciendo hasta ahora.

En cuanto al embarazo, no se ha demostrado mayor susceptibilidad de las embarazadas a padecer la enfermedad, ni tampoco se ha visto que si la padecen tengan síntomas más graves que la población general. Tampoco se ha demostrado transmisión vertical, esto quiere decir que no pasa a la placenta, y no pasa a la leche. Los recién nacidos de madres afectadas no muestran el virus, por lo tanto no es teratogénico, o sea que no es capaz de producir malformaciones en el feto ni lesionarlo.

Hacemos medicina. La medicina más especial que puede existir. Nadie muere de infertilidad, pero con nuestra medicina cambiamos las vidas de las personas: se convierten en madres y padres. Nuestros pacientes vienen con sus ilusiones, sus alegrías y sus preocupaciones, estamos aquí para ayudarlos, y debemos ser transmisores de información médica de calidad.

Seamos prudentes, por supuesto, tomemos las medidas oportunas para evitar la transmisión. Protocolos de seguridad para nuestros pacientes y empleados, pero siendo conscientes de que el riesgo no está en una enfermedad grave, sino en el colapso del sistema sanitario.

En este sentido, nos ponemos a disposicion de nuestros pacientes para resolver todas sus dudas e inquietudes enviando un email a calidad@ginemed.es.

Calendario
{{calendarItem.StartDate | date: 'h:mm a'}} - {{calendarItem.EndDate | date: 'h:mm a'}}